Nuevo Amanecer

Candor pasional en la poesía de Christian Santos


En la ciudad de Masaya, la poeta Christian Santos nos deleitó primero con una magnífica selección de su poesía erótica, de sus libros Agualuna, Huella de Amor y Orígenes de Sal, los que me fascinaron por ese su candor pasional; pero después nos leyó también algunos poemas de corte social y humanístico que me estremecieron de igual forma, pudiendo apreciar que lo mismo le ocurrió al resto de la audiencia:
“Yo te pregunto angelito/¿Vos sabés por qué esto te sucedió?/Con mi cuerpo y alma en temblor/me confieso ante vos/que ni yo/ni nadie educó a tu papa/ni yo/ ni nadie ayudó a tu mamá/Y ni yo ni nadie/te queremos ayudar a estudiar/y ni yo ni nadie te ayudamos/cuando estirando la mano/en la calle brincabas bajo el sol./Y ni yo ni nadie/te ayudamos a salir de la luz de los semáforos./Y ni yo ni nadie/te dimos una casa/Y ni yo ni nadie/te llevamos a dormir a tu cama/como Dios manda/a las criaturas de tu edad como vos…”
En tan especial noche, la lectura de la poesía de Santos nos reflejó la unión de esta mujer con el vital elemento del agua, con el océano poderoso y sensual. Después de todo, algunos evolucionistas adscriben el origen de la humanidad en los océanos:
“El agua/ la espuma/ un solo cuerpo/ naciente/ creciente/ la ola/ en violento/ desvarío/ se levanta/ estalla/ se explaya/ desciende/ se desparrama/ dando gozo/ a mi ser.” (Placer de Agua).
Sin duda, Christian Santos es una de las poetas nicaragüenses que demuestran su estirpe artística en cada escrito, todos llenos de sensualidad, erotismo y amor por la vida. La poeta Santos estaba visiblemente emocionada cuando la colmamos de preguntas y cumplidos una vez finalizada su lectura. Y cuando la despedimos desde el público, que fascinado la había escuchado en el Cafetín Kolschitzky, le reclamamos ¡por qué nos había leído tan poquito!