Nuevo Amanecer

Primero el agua


Dentro del ciclo de cine-foros del Instituto Nicaragüense de Cultura Hispánica en este mes de diciembre, nos encontramos con este documental realizado por Erica Tomas, que nos llama la atención sobre el problema del agua, en un país que hasta en su nombre ostenta el preciado líquido.
Centrado en la región de Occidente, nos muestra cómo desde la época del auge del algodón, y ahora con la siembra masiva del maní, se han venido contaminando las fuentes de agua, y con ello las entrañas de estas tierras, hasta lograr convertir en veneno casi el cien por ciento de los pozos de donde se alimentan del vital líquido los occidentales.
Los mismos pobladores se han agrupado para poder llevar el agua a las diferentes comunidades, aun sabiendo su fatal contenido, y ni las grandes agroindustrias, ni las autoridades respectivas han puesto en marcha un proyecto que permita comenzar a solucionar el problema.
Con una cámara y una edición sencilla, Tomas nos va llevando hacia la posibilidad de que este líquido pueda ser privatizado para su comercialización en un mundo globalizado, cuyo torbellino mercantilista está a punto de despojarnos de ella, como afirma uno de los entrevistados.
Pero la imagen que se nos queda grabada es la estos nicaragüenses que se bañan, cocinan sus alimentos, alimentan a sus infantes y a sí mismos, con un líquido certificado de contaminante por el laboratorio de la UNAN. El líquido recorre los ríos, los pozos, los tubos, las manos y las bocas sedientas, arrancando parte de la vida de cada uno de estos seres necesitados de vida, dando en cada trago, por necesidad, su vida.