Nuevo Amanecer

La teoría postmoderna de portafolio


“Dos economistas van caminando por la calle y ven un billete en la acera. Uno de ellos va a recogerlo; el otro le dice ‘no pierdas tu tiempo; si el billete fuera real alguien ya lo habría recogido’ ”. Con esta anécdota, finalizan una de sus conclusiones, los autores de esta obra para demostrar que una excesiva creencia doctrinaria en mercados eficientes puede paralizar al inversionista y hacerle creer que ninguna nueva búsqueda puede ser justificada. Tal arrogancia se parece en sus resultados, aunque no en el sentido y sus principios, al distraído Tales de Mileto, cuando la joven testigo de su caída en un bache, le dice riendo “Tales, tú que tienes la cabeza en las nubes, no sabes ni por dónde caminas”.
Continuando con las entregas de las reseñas de los textos facilitados por la Biblioteca del Banco Central, presentamos este trabajo que es una tesis para la Universidad Externado de Colombia, de dos autores, Javier Angulo Mendoza y Carlos Arango Zuluaga, llamado Hacia una Teoría Postmoderna de Portafolio (TPP).
Presentado en formato de protocolo académico, es una investigación que intenta complementar, cuando no corregir, las tendencias clásicas de la Teoría Moderna de Portafolio (TMP) que es, como se sabe, una parte de la teoría financiera, junto a las finanzas corporativas, la valoración de activos y la valoración de opciones.
La pregunta directriz de toda la investigación es determinar cuál es la ponderación óptima de activos dentro de un portafolio, teniendo en cuenta el grado de aversión al riesgo del inversionista.
La teoría moderna de portafolio (TMP), como indica la presentación de esta tesis, se encuentra basada en el empleo de estadística convencional para la medición del riesgo, como las medidas de dispersión, Desviación Standard, varianza y covarianza y las distribuciones normales de probabilidad.
La principal crítica de la TPP es alrededor de las mediciones del riesgo y de la conducta de los agentes. En el primer caso, la TPP usa además de las Desviaciones Standard, otras variables para medir ciertos sesgos como el riesgo de baja densidad, la escala de medición Vos Value Ratio y el análisis de momentos parciales. En el segundo caso, no absolutizan las elecciones racionales de los agentes y le suman sesgos propios de cada inversionista, toma de decisiones complejas e ineficiencia de los mercados de capitales.
Las conclusiones finales, los autores las valoran del siguiente modo: 1) “es posible afirmar que en la actualidad las dos teorías de portafolios coexisten y que…la TPP marca los redireccionamientos actuales en esta área de las finanzas… 2) se puede decir que el mercado es lo suficientemente competitivo de manera que sólo información considerablemente superior permite hacernos retornos extraordinarios… y 3) al reconocer que la relación riesgo -- retorno tiene dos dimensiones, la TPP avanza hacia una comprensión más compleja del problema que en el largo plazo debe conducir a soluciones mas eficientes”.
El libro puede servir a economistas, profesores y estudiantes de las ciencias económicas y financieras, a inversionistas e investigadores generales del tema. Puede consultarse en la Biblioteca del Banco Central, bajo los auspicios de su programa de actualización.