Nuevo Amanecer

HOMBRES DE SU TIEMPO


Santiago Molina (1958)

Yo nací (perdonadme) en la edad
De la pérgola y el tenis
.
Jaime Gil de Biedma

Y nosotros que crecimos en los tiempos de Sucre Frech
con su voz que resonaba en todos los transistores
animando los grandes jonrones que se iban
al otro lado de la barda de la tarde
mientras en los barrios imitábamos a los peloteros del día
bolas de calcetín que rebotaban por los tejados del cielo
y la guardia nacional bajaba en cada bocacalle
y no sabíamos si venía para admirar
nuestros batazos infantiles
o simplemente para matarnos.

Y nosotros que crecimos en los tiempos proféticos
de las grandes ideologías
y los discursos que prometían un paraíso
administrado por nosotros mismos
fuimos las correas de transmisión con el vacío
maromeros caídos en la metafísica pegajosa
de la telaraña que llamaban partido
éramos –decían- virtuales Picassos
y Daríos trabajando al machete
pero todo el canto de esperanza lo convirtieron en Guernica
nos enseñaron a leer pero en la noche
y nuestros nombres quedaron escritos en la sombra
y nosotros que crecimos en los tiempos patrióticos
de las grandes revoluciones
y que ahora nada nos queda
de esos sueños de tractores victoriosos
avanzando junto a la reforma agraria
sino el obstinado polvasal del presente
levantándose como siempre
debajo de nuestros gastados caites de cuero crudo.