Nuevo Amanecer

Del “Espíritu” y sus incógnitas

Wilber Carmona obtuvo el Primer Lugar en la VI Bienal de Artes Visuales 2007

Hace cinco años, cuando el artista Wilber Carbona apenas había cumplido diecisiete años y trabajaba febrilmente en lo que algunos periódicos llamaron “arte público callejero”, la impresión general que causaba era la de “una futura promesa de las artes visuales”. Entonces era un estudiante más en la Escuela Nacional de Bellas Artes, y fuera de la academia era un miembro más del grupo Tajo (Taller de Arte Joven), escuela alternativa de reflexión y experimentación que entonces coordinaba Patricia Belli.
Hoy, Wilber Carmona empieza a dejar de ser esa “promesa”. Y lo demuestra al obtener el primer lugar en la VI Bienal de Artes Visuales 2007, convocada por la Fundación Ortiz Gurdián. Wilber ganó con la obra titulada “Espíritu”, consistente en una página web en la que, como en un cuento de Jorge Luis Borges, se muestra incesantemente el registro de la muerte de millones de seres humanos por diversas causas.
Para Wilber, el enfrentamiento con esta obra debería hacer pensar en la vida, en la muerte y en el tiempo que nunca se detiene. “Decidí hacer esta pieza cuando un amigo me animó a visitar un sitio que me causó escalofríos; entonces pensé en la vida desde otra perspectiva. Siempre estamos formando parte de una cifra o una estadística. Estar frente a toda esta información me hace pensar en muchas cosas y hasta la mente se me hace pequeña”.
Después pensó en el título que le daría a la pieza, pero, ¿cómo titular algo tan frío y tan lleno de información, de inmediatez impersonal y a la vez lleno de mucha personalidad? “Después de analizarlo y discutirlo con las personas que me rodean, siempre nos sobraba una pregunta al vernos ahí reflejados: ¿Dónde está el espíritu que nos hace ser únicos o el espíritu de toda esa masa cambiando constantemente?”.
Después buscó en el diccionario el significado y no le ayudo mucho: “Espíritu: del latín Spiritus, soplo de vida, alma. Sustancia incorpórea. Dios, los Ángeles y el alma humana son espíritus”.
La educación formal en arte de Wilber empezó hace siete años, en la Escuela de Bellas Artes, luego continuó en Tajo. Antes había realizado prácticas en dibujo y pintura en el taller del artista Ricardo Morales, en el barrio San Judas, de Managua. Carmona considera que las pinturas abstractas de Denis Núñez ejercieron influencia en sus primeras obras, “por su fuerza, espontaneidad y tratamiento de la imagen”. Admira a Jackson Pollok y considera determinante la enseñanza de sus maestros locales, Silvio Bonilla, Ricardo Morales, José Gómez y otros.

ACTA DEL JURADO:

Managua, 14 de noviembre de 2007
Sexta Bienal de Artes Visuales Nicaragüenses

El jurado de la Sexta Bienal de Artes Visuales Nicaragüenses Fundación Ortiz-Gurdián,
conformado por Mónica Kupfer (Panamá), José Manuel Noceda (Cuba) y Victoria
Verlichak (Argentina), reunidos en el Teatro Nacional Rubén Darío de la ciudad de
Managua, han decidido por unanimidad otorgar los siguientes premios y menciones:
Primer Premio a Wilbert Carmona por su obra “Espíritu”, porque mediante la frialdad y contundencia de la estadística, y con un lenguaje sencillo y contemporáneo, muestra al espectador la fragilidad de la existencia.

Segundo Premio a Cristina Cuadra por “Columpio Mombacho”, una sensible propuesta que revela su estrecha conexión con la Tierra, lograda por medio del trabajo in situ y el acertado manejo de materiales.
Mención de Honor a Ricardo Miranda Huezo por su pieza interactiva “Casas”, que utilizando los nuevos medios, remite a las contradicciones del paisaje urbano actual y el contexto social local.
Mención de Honor a Rossana Lacayo por su cortometraje “Equívoco”, donde, con el formato de las telenovelas y el uso de cliché, subraya los desencuentros y angustias del hombre de hoy.
Mención de Honor a Marcos Agudelo por el objeto “Desintegración 0.1” que, a través de la apropiación del lenguaje artesanal, reinventa la cartografía nicaragüense desde la
fragmentación y el desplazamiento.
Mención de Honor a Zenelia Roiz por su videoinstalación “Son las mías”, en la que emplea la metáfora para comunicar una preocupación sobre el cuerpo, los estereotipos de la belleza y la identidad femenina.
El jurado recomienda para futuras versiones de esta bienal que los artistas reciban asesoría para la presentación de sus proyectos y apoyo curatorial para el montaje de sus obras en la muestra, teniendo en cuenta las complejidades que plantean los lenguajes contemporáneos y un evento de esta naturaleza. Asimismo, sugerimos un programa de seguimiento educativo para fortalecer la formación de los jóvenes artistas.