Nuevo Amanecer

¿Premio? ¿Bie cómo?


"Un intelectual tendría vergüenza y aceptaría que se equivocó”
R. Meyer

Sorpresas de la vida, en el mundo globalizado de hoy no todos tienen internet y lo digo con tristeza, un poco de desánimo y mucha bronca: debo admitir que molesta un tanto la decisión del jurado de la bienal de bellas artes realizada en Managua.
Bronca, porque algunos consideran que el uso de internet es pilar del desarrollo de los pueblos en permanentes vías de desarrollo, razón por la cual además de la instalación de energía, la transmisión de nuevas tecnologías y sus herramientas, es indispensable. Por eso algunos Organismos No Gubernamentales ofrecen computadoras a cien dólares para niñas y niños de países, como dije, en permanentes vías de desarrollo, ya que la internet le permite el acceso a información científica, cultural y de entretenimiento valiosa para la formación y el desarrollo.
Por el resultado de la bienal, parece que el jurado quizás necesita que le presenten --además del correo electrónico-- a la página de búsqueda Google. Comparto mis razones: en los colegios y las universidades a los profesores le preocupa que la media estudiantil conoce más del uso de las computadoras que la media de los docentes, sean éstos master, doctores o bachilleres como en mi caso.

Resulta que los alumnos aprovechan las nuevas tecnologías para no quemarse las pestañas (una expresión que deriva de los tiempos en que se estudiaba a la luz de las candelas, ¡qué casualidad igual que ahora!) por lo cual, colocan en la barra de navegación algunas palabras claves de lo que necesitan y en unos instantes reciben hipervínculos hacia lo que buscan.

En resumen, si usted le pide a un estudiante un ensayo sobre la ceguera, puede entrevistar a un par de ciegos (complicado por el carácter hirsuto de los ciegos), leer a Saramago, buscar un resumen en internet (aquí lo está si lo necesitan: http://html.rincondelvago.com/ensayo-sobre-la-ceguera_jose-saramago.html) y luego en dependencia de la escala de valores del carente de luz --alumno-- , lo lee, copia y pega en su trabajo; no lo lee, lo copia y pega en su trabajo: lo copia, pega y corrige; lo lee y se inspira, en consecuencia, innova.

El problema es que una importante mayoría, envía los trabajos íntegros, es decir, igual a como lo encontraron en internet. Ahora los profesores se han puesto listos, las universidad les financian cursos de "aprenda internet en diez minutos", y los alumnos tienen que esforzarse, ya que los profesores saben que la computadora es algo más que una máquina de escribir en la que no se desecha la hoja si hay errores de digitación y pueden aplazarles de sorprenderlo en un fraude.

Vamos a lo que me tiene molesto: querido jurado, estimable persona competente y conocedora del arte, si usted sorprende a un alumno con un trabajo brillante pero similar a muchos otros que, desde hace tiempo se encuentran en internet, ¿le premiaría usted por distribuirlo a un público distinto al que estaba dirigido originalmente?

Puede ser que la obra tenga algunos matices diferentes en la manera que fue presentada, vea usted: http://www.poodwaddle.com/clocks2es.htm es el sitio que ha recibido el premio y: http://www.peterrussell.com/Odds/WorldClock.php es un sitio, de cientos, que contiene la misma información. ¿En qué radica la innovación? ¿Por qué lo consideran arte? ¿En qué se destaca por encima de la media para recibir el premio? En su defensa podríamos decir: entregó un número y lo presentó en una pantalla grande.

De ser así, la próxima bienal podría ganarla la versión nacional de los anuncios "Got Milk?" presentados en una pantalla plana plasma de cincuenta y cinco pulgadas con la leyenda "Gallopinto?", con los modelos mostrando --sonrientes-- una línea de frijolitos entre los dientes.

Lo mejor, estimado jurado, para respetar a las personas que hacen arte y respetarse como conocedores de la cultura mundial, si tienen otra oportunidad y se encuentran con una viveza de preparatoria, declaren el premio desierto, sin premios ni reconocimientos... Canapé y vino a los asistentes.

* El autor pintó paredes muchos años.
pomares@hotmail.co.uk