Nuevo Amanecer

Envío


Agosto 2007

El Equipo Nitlapán-Envío analiza el actuar del gobierno, quien ya puso Las cartas sobre la mesa: “y aunque la pobreza, la miseria y la falta de oportunidades sí son mayo­ritarias en la población, también ahí, en la sociedad, el proyecto de Daniel Ortega está en minoría. Los Consejos del Poder Ciudadano tratarán de su­perar ambos límites: servirán de con­trapeso a la Asamblea Nacional duran­te estos cinco años y manejando recur­sos de todo tipo ampliarán la base de votantes del FSLN para que en el próximo período la pareja Ortega-­Murillo pueda reelegirse y cuente por fin con mayoría parlamentaria.
Hasta el momento, la tendencia que se vislumbra es que los CPC han sido creados para ser cajas de resonan­cia de las políticas gubernamentales, que no cuentan con un consenso na­cional, entre otras cosas porque la pa­reja presidencial es incapaz de ar­ticular ese consenso. Y que serán ca­jas chicas o medianas para repartir ayudas, prebendas y favores, profun­dizando así el tradicional clientelismo político, que sí tiene arraigo nacional. Quitar autonomía y dar regalos: una combinación nefasta…
Un “Daniel de América” no es lo que necesitamos los nicaragüenses. En cualquier caso, América no reconoce a Daniel ni como líder ni como profe­ta, ni como Abel resistiendo a Caín. Ne­cesitamos un gobierno nicaragüense, de los nicaragüenses y para los nicaragüenses, sandinistas y no sandinistas. Con una visión nacional, con menos grandilocuencia. Con un poco más de humildad”.
Dora María Téllez, en la sección Opinión, nos alerta: “Hasta dónde llegue el autoritarismo de este gobierno dependerá de nosotros”: Poder ciudadano es reconocer que hay asociaciones de pobladores en los barrios, que hay asociaciones de campesinos, que hay cooperativas, que hay grupos de mujeres campesinas organizadas, que hay padres y madres de familia organizados en torno a los consejos escolares y que ellos deben tener información para ejercer el poder… Si verdaderamente se quiere un poder ciudadano, un poder popular, habría que fortalecer lo que el pueblo mismo hace, crea y construye y no venir a montar un mamotreto nuevo desde el gobierno, con dirigentes e interlocutores seleccionados por el dedo del poder gubernamental. Porque, ¿quiénes son los delegados de los Consejos del Poder Ciudadano en los departamentos? Los secretarios políticos del Frente Sandinista. Qué casualidad… Están ahí para hacer clientela política, para repartir prebendas, para asegurar la cohesión de la base danielista y la exclusión del resto de la sociedad.
¿Aprenderá el gobierno a ser tolerante? No, si no lo obligamos. Si nos amenazan y nos callamos, ¿aprenderá el gobierno a ser tolerante? No, lo que aprenderá es que su método es efectivo. Aprenderá a ser democrático si lo obligamos y luchamos para que lo sea. El que crea que la manera de enseñarle al danielismo a ser democrático es callándose y agachando la cabeza está equivocado”.
José Luis Rocha aborda los cambios después del Mitch en Posoltega, a los nueve años de aquella tragedia: Muchas transformaciones ha experimentado Posoltega des­de que la tragedia la tocó: el boom de la vivienda, la cons­trucción de sistemas de agua potable, la ampliación del ac­ceso a los servicios eléctricos, la adquisición de tierras para los damnificados, los mapeos de riesgo, los planes de emer­gencia, la creación de una oficina municipal de Defensa Ci­vil, etc. Estos cambios mejoran algunos aspectos de la cali­dad de vida. Pero no han alterado los esquemas mentales para enfrentarse a eventuales desastres naturales o socia­les. En ese contexto, ¿este boom de la vivienda y de la inver­sión en bienes públicos es un punto de partida o es la culmi­nación de un ciclo? ¿Todo esto permanecerá? ¿Por cuánto tiempo? ¿Sólo mientras sea sostenido por el PEB autoge­nerado que son las remesas o por el PEB donado por la co­operación externa? Esperemos que no se cumpla fatídi­camente la sentencia de don Parrín, posoltegano que perdió a todos sus hijos durante el deslave. Cuando regresábamos de una gira por los contornos del Casitas, luego de trabajar en la parcela de doña Cristina, don Parrín dijo casi en un susurro, después de señalar dónde estaba su casa, el pozo, la casa comunal de El Porvenir, su familia: “Todo se acaba en esta vida, todo se acaba”.
Ismael Moreno, SJ, corresponsal de Envío en Honduras nos habla del Presidente de Honduras “Mel” Zelaya, El Presidente en su laberinto (o en su “patastera”). “El político de izquierda Matías Funes describe a Zelaya con una metáfora formidable: “Zelaya no tiene ideología, lo que tiene en la cabeza es una patastera ideológica”. Una patastera es ese enredo vegetal en el que se desarrollan algunas plantas. En la patastera uno no sabe dónde empieza una rama, dónde termina la otra y hasta dónde va a llegar cada una. ¿Es Zelaya un promotor del “poder ciudadano”, como fue presentado al pueblo nicaragüense? Zelaya llegó a Managua a celebrar después de ordenar una brutal represión contra ciudadanos que ejercían su derecho a reclamar… Los manifestantes fueron atacados por tierra y por aire. Se manifestaban en demanda de la derogación de la Ley de Minería que abre anchas castillas a las compañías mineras. Exigían una nueva legislación que respete la soberanía nacional, la protección del medio ambiente y la vida de las comunidades campesinas. El Presidente de la República dio directamente la orden de reprimir la manifestación. Los militares arrasaron con los pobladores y con periodistas de radios comunitarias y católicas”.
Guatemala, por Fundación Myrna Mack, con la colaboración de Juan Hernández Pico, SJ, corresponsal de Envío en Guatemala: Ante un proceso electoral incierto y violento:El proceso electoral que culmina el 9 de septiembre ha sido el más violento de la historia del país. Es tan aguda la crisis económica y social, y tantas las señales de que se ha perdido la capacidad de gobernar, tanta la penetración del crimen organizado en la política, que está en juego la viabilidad de Guatemala”.
México Un gobierno atrapado en la lógica de la guerra sucia, por Jorge Alonso, investigador de Ciesas Occidente, corresponsal de Envío México: “El gobierno de Felipe Calderón carece de legitimidad y para cubrir su desnudez se viste de militar. El ejército está en las calles para combatir el narcotráfico, pero el objetivo real es inhibir y reprimir las protestas sociales, cada vez más frecuentes, cada vez más intensas. La lucha de los luchadores sociales encarcelados ha alcanzado niveles históricos. Ya no hay duda: se trata de un gobierno represivo en un país cada vez más injusto y violento”.
Leonardo Boff cierra con broche de oro, nos dice Qué hacer para que la Tierra tenga fu turo: “El cambio climático ya es irreversible y provocará catástrofes devastadoras. Millones de personas desaparecerán en algunas generaciones más. Para enfrentar la crisis que amenaza el sistema de la Vida en la Tierra debemos mirar lejos y hacia atrás, mirar lejos y hacia delante. Y debemos mirar hacia arriba. Desarrollar una visión espiritual del mundo es la manera más corta y más inmediata de hallar una solución”.