Nuevo Amanecer

Misterio

Al Dr. Norberto Herrera y a su esposa Gloria

Todo es
un sagrado misterio.
Un misterio
es el agua.
Agua que se derrama
a lo largo de tu cuerpo
y te transfigura de nuevo
en su imagen y semejanza.
O el agua
en que te sumerges
y emerges luego
radiante como la nieve.
Otro misterio
es el aire.
Como suave y dulce brisa que sopla en el jardín
-donde se pasea Dios
refrescándose en las horas de la tarde-.
O como viento huracanado, violento,
donde se mueve y se envuelve el espíritu.
También es un misterio
el fuego.
Como ceniza que te enciende la frente
o como lengua que desciende
y te quema los ojos
para que entres en las moradas del Padre.
Y tú y yo
también somos otro misterio
que ahora vemos como en un espejo.
A lo lejos,
en lo profundo del espejo
-sentimos a Dios
en su amorosa espera-.
Ansioso de revelarnos
su luminoso misterio.
Marzo 2007