Nuevo Amanecer

Superación de la mujer


Cuando tú dijiste: “Hágase la luz”
tú mismo te hiciste.
Después todo ha seguido en perfección continua.
Hiciste al hombre y a la mujer a tu imagen y semejanza
y lo que más se ha pulido a través de los siglos
ha sido la mujer.^PSagacidad, inteligencia, belleza suma.^PEs guía del hombre, luz de su casa.
Día y noche organiza y mejora:
su casa, su jardín, su aspecto físico;
y además de dar de ella es dadivosa con su prójimo.^PAtiende a todo,
el mantel y la mesa,
la fruta en el frutero decorado,
el mantel y la mesa,
el vaso de agua limpio, la limosna y la misa
y por la noche el té, la vela encendida
la oración musitada.^PSus prevenciones son exactas
y si algo sobra nada se desperdicia.^PHogar y templo. Mar y cielo. Misa y mesa.
En donde quiera hay intensidad
y los dones que en su corazón anidan
los distribuye con amor
porque ella da sin esperar recompensa
como se da la luz, el oxígeno
y la lluvia que vivifica.^PPor eso mi alabanza permanente
a la mujer activa, generosa, comprensiva
que acompaña al hombre
y lo empuja con amor
poniéndole su mano en el hombro.