Nuevo Amanecer

Verano


Aquí en la tarde estoy sentado
en la terraza de la casa
viendo pasar por la calle
el viejo Verano;
lo diviso caminando
descalzo sobre la grama seca
y ráfagas inquietas de viento
lo siguen como un perrito
que corre adelante entre el polvo,
mientras se quedan atrás las ramas secas
y las vainas que quedaron
de las flores que dieron los dos árboles
de cortés que estuvieron en el patio
hace poco florecidos;
pero también a este lado
ya se empiezan a ver las primeras flores
de color amarillo yema
del palito de cañafístula
que está en el garaje.
Todo lo voy anotando
a medida que bajan como en gradas
las horas de la tarde
y también a punto
en seguida
el calor que de seguro va a haber
ahora en la noche
y me digo que está
en su tiempo
y eso me deja tranquilo.

abril -07