Nuevo Amanecer

Apuntes sobre el poeta y pintor Danilo Torres


Danilo Torres:

“Testimonio de un ser humano ejemplar”

Tito LEYVA

La muerte de un ciudadano incomoda, estremece frente al miedo de perder el entusiasmo, y por sacudirnos el espíritu y arremeter en contra del círculo de seguir siendo país. En tanto, la muerte de un artista, un poeta, un creador, es una catástrofe que no puede endulzar la misericordia, ante el débil paso de perder a un pensador; y el desencanto se nos encaja en nuestros corazones, y en nuestras mentes se agita el reclamo de la imaginación. El 2 de febrero, un sábado de un fin de semana funesto en Managua, se nos fue Franz Galich; ahora con el corte brutal de otro fin de semana conocemos del martirio de la muerte de Danilo Torres, en Estelí.
La interrogante, que se prende en nuestro ser como un dardo de mil cabezas, nos obliga a sobrevivir ante la devastación de perder la vida y defender en estos días difíciles la utopía del abandono en esta tierra de poetas.
Nuevamente en Nuevo Amanecer Cultural recogemos el dolor de ver partir a Danilo Torres, pero al mismo tiempo exigiendo a las autoridades policiales el pronto esclarecimiento del crimen.
En este homenaje a Danilo Torres presentamos testimonios de los escritores Fernando Silva, Bayardo Gámez y Fernando Antonio Silva, como expresión de amistad permanente. También publicamos la nota de duelo de la Asociación Nicaragüense de Escritoras (Anide) que nos envió la escritora Isolda Hurtado.

Con Danilo tuve la oportunidad de cultivar una amistad desde 1973, teníamos en común una identificación por la cultura, el arte de la pintura, la poesía, la buena lectura de los clásicos de la literatura universal, así como la música clásica, el rock clásico, el blues, soul y el jazz.
Tuvo una herencia de valores humanísticos y cristianos por parte de sus padres, el Dr. Tulio Ostilio Torres y doña Amanda Rodríguez, y una herencia intelectual de un abuelo escritor.
Era una persona popular, tenía comunicación con personas de diferentes estratos sociales, con una facilidad verbal discursiva; poseía actitudes para la oratoria y podía extenderse en el tiempo de sus exposiciones.
En sus conversaciones salía a relucir un humor corrosivo, con una visión crítica de la sociedad actual, así como del panorama político y cultural nacional. Podía decir lo que pensaba a cualquiera, a como se dice popularmente “sin pelos en la lengua”.
Cordial y solidario con un sentido social, cercano a los desposeídos en contra de las injusticias, hasta llegar a tomar las armas en contra de la opresión y la represión de la dictadura somocista.
Firme en sus principios revolucionarios cuando tuvo que asumir responsabilidades mayores como secretario político del FSLN en el zonal de Estelí durante los años 80.
En el campo de la literatura se inició escribiendo poemas románticos durante su adolescencia, seguido de las motivaciones por los temas sociales y la memoria colectiva, posteriormente fue atraído por la prosa, la narrativa, el cuento, hasta irse consolidando en la estructura de una novela “Ojo sobre el valle” (Managua 2000: Centro Nicaragüense de Escritores). Queda un libro inédito de cuentos y otro menos voluminoso sobre las vivencias en un viaje a la ciudad de Bluefields, para acompañarlo con fotos artísticas de esta ciudad. Tenía una atracción especial por la cultura de la negritud del Caribe nicaragüense.
Tenía el don de una sensibilidad artística que se manifestó por medio de los dibujos con grafito, bolígrafo azul o rojo. Las tintas chinas de colores esparcidos, chorreados o raspados o con hojas de gillette, para después buscarles formas de personajes aparecidos, monjes medievales, mujeres gitanas o personajes hedonísticos romanos, en otros aparecen monstruosidades entre un paisaje de una geografía áspera.
En su pintura inicial es un autodidacta, formado por la visualización de imágenes en libros de arte, catálogos o en la observación de algunas exposiciones en galerías, museos nacionales y otros en Guatemala, México, Estados Unidos y Canadá. En esta etapa se percibe una atracción por la belleza de la geografía de las formas, elevaciones, hondonadas, cañadas, curvaturas fluviales y la exuberante verde vegetación en el norte de Nicaragua, plasmado con colores intensos y pinceladas en gestualidad.
Posteriormente pasa por la elaboración de composiciones de planos abstractos con acrílicos, donde va intercalando la colocación y pegamento de figuras de barro, máscaras de Masaya, figuritas de plástico del santoral católico, Cristo crucificado, lo indígena, lo colonial y lo contemporáneo entrelazado. Luego pinta cuadros de gran formato de composición de figuras geométricas y encendido colorido.
Retoma el planteamiento artístico del Action Painting del norteamericano Jacson Pollock y realiza una serie de cuadros utilizando la técnica del pringado, aparecen personajes anteriores en agrupamiento o en algunos paisajes subjetivos entre figurativo y la abstracción.
Últimamente estaba atraído por el arte bruto, corriente artística del siglo XX iniciada en Europa por el italiano Burri, el francés Jean Dubuffet o por los españoles del grupo El Paso, como Antonio Tapies, Manuel Millares, que tanta influencia produjo en el grupo Praxis de Nicaragua.
Realiza una serie de cuadros de técnicas mixtas donde aglutina una serie de materiales como camisas, toallas, calcetines, tiras de sacos de bramante y trapos en desuso, los que pega con aglutinantes sobre una tabla o lienzo, le agrega fragmentos de mecate, hilachas de la fibra de henequén, ramas secas de alguna planta o árbol, paste de montaña, mezcla de acrílico blanco industrial a toda la composición, para después ir dando pinceladas en la aplicación del color acrílico artístico, buscando tonalidades, contrastes de luz y sombra para resaltar o insinuar las formas percibidas. Surgen algunos bodegones de naturalezas muertas, frutas en copa metálica plateada, cuadro con un colorido en asociación de imágenes a murales en las ruinas de Pompeya.
En otros cuadros se intuyen personajes de los filósofos griegos, también de la literatura universal como don Quijote, barquero solitario remando en el mar, personajes de la Divina Comedia, ángeles, demonios o espectros, fantasmagoría fantástica, mítica, con ojos que miran fijamente tras las cuencas o desde la semipenumbra.
Los personajes bíblicos con sus ropajes y atuendos de sencillez se reúnen alrededor de la mesa para realizar la última cena. Pero también pintó cuadros de grandes dimensiones de 200 x 100 centímetros donde escenifica un estallido cósmico con fragmento de formas y volúmenes en un espacio etéreo de fuerza explosiva.
Tuvimos un mayor acercamiento al solicitarme que fuera su instructor en la pintura a inicios de 2004. Nos reunimos dos o tres veces a la semana de 6.00 a 8.00 pm en el espacio de su casa, destinado como taller de pintura. No se trataba de una enseñanza formal, sino a partir de su conocimiento y experiencia, las orientaciones se daban durante el proceso evolutivo, en la realización de cada cuadro. Era daltónico, no podía distinguir algunos colores y me consultaba sobre qué color correspondía a determinado tubo y recipiente para su aplicación en la tela, así como buscar solucionar los problemas de luz y composición, en una obsesión por la intensidad de la luz, la atracción por los dorados y plateados.
De toda esta experiencia fueron surgiendo una gran cantidad de cuadros pequeños, medianos o de grandes dimensiones para concretarse en la exposición de pintura que se montó en la galería Epicentro, Managua, acompañado de un catálogo con imágenes a color y un texto del poeta Álvaro Urtecho, en diciembre 2004.
Admiré de él su potencial creativo, la energía súbita, compulsiva, de estar trabajando varios cuadros a la vez, también la impulsiva decisión sin miramientos de sentimentalismo para borrar lo que no estaba bien hecho, borraba todo con acrílico blanco o negro para después volver a empezar. Pero de varios de estos cuadros no hizo registro fotográfico para plasmar esta experiencia visual, posteriormente sí tuvo más cuidado de hacer este registro de cada cuadro, quedando un voluminoso álbum fotográfico de estas pinturas.