Nuevo Amanecer

TRÍADA


Manolo solo no estará
como un faro al borde
de la histeria,
ni como un policía
anclado en una esquina
tejiendo su historia.
PAC de frac vestirá
como un sueño de otoño
con la pluma en la solapa
buscando un rostro en la multitud
cual agosto en febrero
y en la mano, el canto del jilguero.
Fernando silvando seguirá
colgado de una frase
humana en la mano,
como una sonrisa de siglos
sembrada en la mirada del tiempo,
como un hito al pie de la vida.
Cuadra encuadra un sueño
en el río de su esperanza
para reír en la cima de su mirada.
Cuadra, el segundo, su risa dejará
en la morena piel de la noche
para alumbrar cual dos estrellas que arden
en la azul inmensidad del verso.
Silva, savia de senil juventud
errante trotar de la palabra
a lo güegüence tribal para encaramarse
en la olímpica piedra sutil
de la lexicografía burilada con esmero.

Emilio Pérez Arias
Masatepe