Nuevo Amanecer

A Jorgito Bush


Dedico este poema pro-paz, con el más
cariñoso de todos mis cariños, al presidente
de los Estados Unidos, Jorge W. Bush, el más
esclarecido antibelicista y antiterrorista
de todos los tiempos, pasando por Atila, Rey
de los Hunos y azote de Dios en la tierra.
Espero, como una demostración de
agradecimiento, su honrosísima invitación
a un sobrevuelo rápido sobre los
enrojecidos y ensangrentados cielos y
territorios de Bagdad, la Franja
de Gaza y la destrozada IRAK.
Gracias, don Jorgito Bush, por el sobrevuelo,
estuvo hórridamente interesante.