Nuevo Amanecer

Meditación ante un icono


Para Otto Luna y su esposa Flor de María

Virgen de la Ternura,
tú eres,
la alegría de los cielos y de la tierra.
Tú eres,
la alegría de toda la creación.
Y tú eres,
la sola alegría de mi tristeza,
y en mi tristeza, tú eres mi única alegría.
Algunos te llaman
-Hodegetria-
Virgen Madre
que nos toma de la mano
y nos lleva a su Hijo,
-sol místico de nuestra salvación-.
Otros te nombran
-Eleousa-
la llena de gracias y misericordia,
que intercede y se apiada de nosotros
-desterrados hijos de Eva-
ahora
y en la hora de nuestra muerte.
Y también te nombran y te
(llaman
-Orans, Oran, Orante-
la que ora sin cesar.
Oraba cuando el anuncio
(del ángel
-la encarnación que es nuestra
(redención-
y continúa orando siempre:
al pie del pesebre y al pie
(de la cruz.
Virgen de la Ternura,
toda tu vida,
humildemente escondida
en la vida de tu Hijo.
-el Verbo hecho carne-
unida desde la eternidad
a tu carne y a tu vida,
por obra y gracia del Espíritu
(Santo,
Virgen de la Ternura.

Noviembre, 2006