Nuevo Amanecer

Fernando Silva: "Un horizonte inmenso de ternura"


El destino del corazón del hombre sólo se doblega por amor y ante los ojos de una hermosa mujer, que habita día a día en el rocío de la palabra y alcanza su máxima expresión en la humildad, en el absoluto amar de la vida.
Es un poco la vida de algunos privilegiados, de los que han logrado trascender en la poesía, entre los que se cuenta a Fernando Silva y su propio destino en las letras nicaragüenses, gratificantemente transparentes y generosos, como un gran encuentro de la metáfora de la vida.
Pero hay en Fernando Silva algo que nos fascina, y conmueve, es su disposición innata a brindarnos confianza, como el permanente símbolo del consejo, para que todos sus lectores hagamos un trato sencillo desde el arte y la belleza y que fluya en la práctica la virtud de dar lo mejor de nosotros. Es un ejemplo, y su frondoso legado.
Durante sus 80 años, una feliz confirmación: que el poeta Fernando Silva, en su jornada cultural, ha fortalecido su libertad de pensador, desarraigando la inequidad del egoísmo, llevando el amor como expresión en aumento de afectos y sentimientos solidarios y reconociendo que la búsqueda de la verdad despierta imaginación; seguro que en ese encuentro se corresponde con el gozo y la sobreabundancia de los bienes espirituales para compartirlos con sus seres queridos: el río, los pájaros, la tarde serena con la familia y el oído sabio para recoger la sabiduría del pueblo.
Fernando Silva, en su obra literaria, nos ha guiado para aprender a mirar a la Nicaragua profunda, respetuosa y abierta.
Un hecho concreto y extraordinario es que Fernando Silva sigue escribiendo en un merecido encuentro con la creación, su viaje personal, en su andar por toda Nicaragua, infinitamente joven, en sus libros y pleno de compromiso de amor.
En esta edición de NAC, ofrecemos este merecido homenaje a Fernando Silva, miembro de nuestro Consejo Editorial, con el respaldo de sus compañeros de letras, entre éstos: Claribel Alegría, Sergio Ramírez Mercado, Gioconda Belli, Guillermo Rothschuh Tablada, Pepe Prego, Luis Rocha, Ernesto Castillo, Francisco Javier Bautista Lara y miembros del Consejo Editorial de NAC. ¡Felicidades Fernando!