Nuevo Amanecer

VIRTUOLDA Y EVERÁSTORA


El sueño es una obra de ficción
J. L. Borges.

Hay un desfile infinito de cuerpos
que tienen su propia mente
que se gobiernan sin alma
que todo lo que tocan lo convierten en polvo.
Es un desfile que va en caminos que sólo sirven para viajar
que no llevan a ninguna parte.
A la cabeza del desfile vienen Virtuolda y Everástora
dos mujeres secas, con profundas ojeras
dedicadas al cultivo de la muerte en el huerto humano.
Hay pájaros inmensos sobre árboles secos
que tienen el pico y las garras deformadas y enormes
colmados de vísceras de imaginación
con pieles delgadas de terror.
Virtuolda y Everástora
siembran también en el huerto
pensamientos sucios y corazones crueles.
Virtuolda y Everástora
tienen el don del husmeo animal y ventean el miedo
cuando un hombre se desgarra el alma
al dejar la vida para siempre.
Su labor es cultivar la muerte,
corromper almas y cuerpos igual que el orín al acero.
Virtuolda y Everástora
mantienen sobre el huerto una densa capa
de recuerdos revueltos
porque saben que sólo se puede soñar viendo el cielo.
Ganada, 28 de Diciembre del 2006.