Nuevo Amanecer

Puros de corazón


A los que se arrancaron el pelo sangrante, los sobrevivientes,
y a los que murieron puros de corazón.

Tanto forzar al niño para que se haga grande,
el hombre asustado ya no tiene excusa para llorar.

Si la patria es pequeña, uno grande la sueña.
Patria libre o morir.

Y los innombrables…
arriando el cortejo de paladines.
¿…los recuerdas papito?,
tus verdugos se chupan los dedos ... tus huesos.

Anduvo, anduvo, anduvo.

De regreso a casa,
los puros de corazón
rellenos con vástago o envueltos en hojas de chagüite.

Cómo marchaban
abanderados
como el pan dulce de cada día.

Por el bien compartido.

Y las mujeres,
amigas
compañeras
todo lo bueno.

Por el bien compartido.

Nada era tuyo...
Y qué traición estropear la anchura.
Y mentir,
mentiras blandas.

Por el bien compartido.

El niño llora,
sabe que se perdió.
El hombre llora,
la solidaridad le partió la frente.
Lo dejó sin frente.
No entiende.
Él sólo bien hizo:

Por el bien compartido.