Nuevo Amanecer

Benjamín Cortés, solidario con Michilini


Querido Sergio, saludos afectuosos. Muchas gracias por tu dramática carta de denuncia que en realidad es acompañada y apoyada por miles de nicaragüenses y del mundo con referencia a la destrucción de los murales de la Iglesia de Santa María en el Bo. Riguero. Conozco esos murales y su mensaje, su estética, su composición y su estructura. Realmente lamentamos el actuar del sacerdote encargado y de la Conferencia Episcopal de no proteger este patrimonio de la comunidad nicaragüense y de la comunidad mundial, amante del arte, de la paz y de la justicia social. Me parece justo demandar la inversión de todo lo que significa la creatividad conceptual y temática, el tiempo de creación y de energía, y de equipos y materiales invertidos en tan significativas obras para recuperar algo para aliviar el hambre y el desamparo de miles de niños y niñas excluidos por el gobierno liberal y el pacto del FSLN y del PLC, partidos dirigidos por gángsteres. Cuenta con mi modesto apoyo personal e institucional. Un fuerte abrazo, y mi solidaridad y amistad; tu amigo y hermano en la justa lucha por la justicia social y el arte.
Benjamín Cortés