Nuevo Amanecer

Los frutos de Radhamés


Radhamés Reyes-Vásquez (República Dominicana, 1952) es una de las expresiones literarias más importantes de las últimas generaciones de su país. Su obra, que además de la poesía abarca el ensayo, comprende varios títulos, entre ellos El hombre deshabitado y Parece que fue ayer, ambos de Cocolo Editorial y que hoy se los presentamos.
El tres veces Premio Nacional de Poesía nos presenta El hombre deshabitado, uno de los más extensos y sostenidos textos de la poesía dominicana de todos los tiempos con el que el autor ingresa a la breve y exigente lista de los poetas mayores o fundamentales del país antillano. En este libro, que ha sido definido como epitafio de la poesía de la posguerra, el verso fluye, auténtico y encarnado, con una musicalidad propia de la madurez en un lenguaje transparente. Es una lúcida crítica a sus compañeros de generación, postulando un decir limpio que contiene una ideología y una pasión, sin que esto vaya en desmedro de la gran fuerza lírica que le caracteriza.
Parece que fue ayer, su otro fruto, es un libro, según ha dicho el autor, de recuerdos y semblanzas en el que narra algunas experiencias con artistas y escritores, de ellos algunos ya fallecidos. No se trata de pasar balance a nada y mucho menos un ajuste de cuentas. Son evocaciones que muchas veces colindan con la crítica. Es un libro lleno de vidas, habitado por las sombras que van quedando de lo que fuimos un día o de lo que creímos ser y en él se hace un recorrido por esos laberintos nocturnos que, a fuerza de confesiones y de haber vivido, se convierten en espejos de nuestras vidas y las de los demás.