Nuevo Amanecer

El reino animal de Sergio Ramírez


Con la pulcritud y elegancia característica en su oficio como escritor, el libro de cuentos y relatos titulado El reino animal, de Sergio Ramírez, fue presentado por Claribel Alegría, poeta esteliana de reconocida trayectoria en las letras nicaragüenses. En dichas narraciones se dice de las vivencias de los seres humanos y de los animales interactuando en la naturaleza. Este libro, último a la fecha, muestra la vigencia y la evolución del autor en su tránsito por el sendero narrativo con el que se inició al oficio literario. Salvo raras excepciones, estos relatos son fundamentalmente un medio utilizado para denunciar las atrocidades cometidas contra los animales por el ser humano en su convivencia cotidiana, pero además, se puede percibir la exposición de otros problemas sociales que agobian a nuestro país: la pobreza, las pandillas, las angustias humanas, la indolencia institucional, la destrucción del medio ambiente y el descuido por las especies en peligro de extinción, entre otras.
Inicia esta obra con La estrategia de la araña, tema que desarrolla en dos páginas y media que bastan para evidenciar una vez más la maestría característica del autor de la que se vale para mantener en estado de alerta al lector. A través de cada palabra, de cada línea, de cada párrafo, nos conduce por un túnel de desconcierto, de ansiedad por descubrir el desenlace. Con Aves Canoras desarrolla la historia de tres amigas a partir de sus años de adolescencia, logrando ingeniosamente contar las tristezas, frustraciones, alegrías y desengaños que a lo largo de su vida vivieron estas tres mujeres.
En esta nueva obra, Ramírez muestra una vez más su faceta de escritor experimentado. Describe los escenarios, las personas y las cosas, y poco a poco va dándole color y sentido al conjunto, convirtiendo sus narraciones en una obra plástica pincelada con palabras. Al avanzar en la lectura, el autor nos conduce a través de los vericuetos de la imaginación al extremo que su cuento es un cuadro en el que el lector se constituye en un detalle más dentro del mismo. Y expone además otra habilidad que se le achaca: la cualidad de profundizar en el tema de las relaciones humanas, “hay una ternura de la frustración, un análisis sentimental de la derrota, que muestra el lado más sensible y comunicativo del autor”.
Mañana de domingo, es a mí entender, la historia predilecta del autor, en ella expone crudamente un caso desgarrador. Se trata de una ballena que llegó a las playas del Pacífico de nuestro país para luego ser descarnada cuando se encontraba aún agonizante. El acto horrendo sucede ante las autoridades del Marena, de la Policía, periodistas y especialistas, por un nutrido grupo de gente sumida en la pobreza. Es de alto contenido social y termina cuando se señala que “-La ballena es como el país- del cual quedan sólo los despojos. En este cuento y otros más, el autor parte de hechos reales que se encuentran íntimamente relacionados con los protagonistas de noticias lamentables que salen en los periódicos, en este caso se trata de una ballena que fue víctima de los habitantes de los pueblos costeros que sobreviven de lo que logran arrebatarle al mar.
Duelos y quebrantos es contado por un autor que hace del ejercicio literario un transmisor de ternuras. Los protagonistas son los elefantes y las cualidades de éstos a veces tan similares a la de los humanos. Personalmente, uno de lo cuentos que más me ha impactado y en el que el autor al exponerlo utiliza el recurso fotográfico además de hacer gala de creatividad e imaginación desbordante es Fuego Invernal. Con lujo de detalles nos lleva por un recorrido subjetivo por las interminables atracciones del lugar.
La Foca, cuento que considero maravilloso entre los maravillosos. Los hechos transcurren en el Pacífico nicaragüense, con la aparición de una joven foca, pero en este caso encuentra protectores, aquí la pobreza, la ternura y el humor se conjugan armoniosamente y logran que el lector perciba la historia como algo real: “El niño Matusalén, puro hueso y pellejos, permanecía en su pesebre, arropado de paja, en el rincón del circo donde siempre dormía y parecía despertar apenas, abriendo sus ojos nublados por el vapor de las cataratas, sólo para dar las gracias cuando oía caer sobre el plato de porcelana, el pie del pesebre, la moneda de cinco centavos que se pagaba por acercarse a contemplarlo”. En este relato se observa la técnica impecable del autor, señalado por sus críticos en el sentido de que su lectura lleva hasta el estremecimiento al lector.
Parque de las Madres. Drama social. Gallinita de monte es el apodo de un niño desamparado, se vino a pie desde Matagalpa en busca de mejores horizontes que los que vive la gente campesina del Norte. Desprotegido en la sociedad, sucumbe a la muerte en manos de pandillas juveniles: Los Rucos, Los Ñatos, Los Chupacabras y otros grupos delincuenciales con los que la sociedad nicaragüense convive a diario.
De condena y denuncia por la contaminación hídrica a causa de desechos sólidos y líquidos, por el mal manejo de especies en extinción y por la pobreza imperante es Y así, me apalearon y me echaron fuera en el que se muestra lo cómico interactuando con lo trágico y hasta cierta ironía.
Una historia cargada de humor y geniales ocurrencias, es Shakira y la Mosca, este relato se caracteriza por la oralidad. Genial en verdad.
Quiero referirme rápidamente a Tribulaciones de la señora Huek, en el que se aborda la homosexualidad entre los animales, de manera particular la de los pingüinos. Semejante al anterior por la gracia, las ocurrencias y la genialidad con que es narrado.
En Octopus erectus, un grupo de científicos descubre que los tentáculos de los pulpos machos de aguas poco profundas son eréctiles y se empieza a describir la importancia que tiene este hecho, ya que finalmente los tentáculos fungen como una especie de penes. En la práctica vienen a ser ocho penes en actividad. La pregunta final es… también sorprendente. Y por supuesto, hay más y más…
Cuando el Señor de los tristes fue presentado por el escritor Edgardo Rodríguez Juliá, tituló su exposición Un libro verdaderamente sabio, parafraseándolo yo diría que éste es Otro libro verdaderamente sabio y como bien lo señaló en esa ocasión que también es válida para ésta “tiene como motivo central, texto, pretexto y subtexto, esa tensión antes aludida entre la sobriedad a que nos obliga la realidad y la borrachera a la que nos incita la imaginación”.
Ha sido esta novedosa obra, con un título que a muchos pudiese causar extrañeza, curiosidad o incertidumbre, un nuevo desafío para el autor que no deja nunca de sorprender a sus lectores y en el que ha demostrado su proverbial expresión que “en el cuento es donde un escritor prueba su oficio”, porque “el cuento es la medida de todas las cosas.”