Nuevo Amanecer

“Los dos grandes nombres de Nicaragua son Darío y Sandino”


La falta de amor propio, como práctica egoísta, fustiga y traiciona el amor por los demás y, por extensión, el amor a la humanidad. Y en medio de este funesto actuar se quema o echa a perder el amor por la patria. Eso es precisamente lo que manifiesta sin rodeo alguno el presidente Enrique Bolaños cuando pretende, burdamente y sin templanza, borrar el nombre de Sandino del Aeropuerto Internacional “Augusto C. Sandino”. Esa osadía ha despertado el malestar (y con toda razón) de la ciudadanía, que rechaza los artificios que pudiera inventar el señor Bolaños.
La verdad es que no podemos admitir que como “proyecto de nación” el presidente Bolaños nos muestre sus desatinos, en los que prevalecen sus estados de ánimo, y deje mucho que desear su actuación de servidor público.
Con el propósito de conocer lo que piensan los miembros del Consejo Editorial de Nuevo Amanecer Cultural, los escritores Ernesto Cardenal, Claribel Alegría, Fernando Silva y Ernesto Castillo, les preguntamos:
El presidente Enrique Bolaños, cuando inauguró la reconstrucción del Aeropuerto Internacional “Augusto C. Sandino”, anunció su decisión de introducir ante la Asamblea Nacional la propuesta de cambiarle este nombre por el de “Rubén Darío”. ¿Usted qué opina acerca de esta iniciativa presidencial?
Ernesto Cardenal: “Los dos grandes nombres de Nicaragua son Darío y Sandino”
“Los dos grandes nombres de Nicaragua son Darío y Sandino. No opino que se quite el nombre de Sandino al Aeropuerto Internacional para poner el de Darío, como tampoco opinaría que se quitara el nombre de Darío para poner el de Sandino. He oído decir que se está pensando en crear otro aeropuerto para Managua, como también ya hay uno a medio hacer, el de Managua está sobre una falla y en caso de una catástrofe en la capital ésta quedaría incomunicada. Cuando haya un nuevo aeropuerto podría ser uno el de Sandino y otro el de Darío”.
Claribel Alegría: “Tanto Rubén Darío como Augusto César Sandino son glorias de Nicaragua”
“Tanto Rubén Darío como Augusto César Sandino son glorias de Nicaragua. Quitar el nombre de Sandino del aeropuerto y poner el de Rubén Darío me parece menospreciar a Sandino. Rechazo la idea”.
Fernando Silva: “De suerte que la historia de este señor ya se acabó”
“En relación con la pregunta sobre lo dicho por el presidente Bolaños para borrar definitivamente el nombre del glorioso general Augusto C. Sandino del Aeropuerto Internacional, sólo indica el ardor de inculto mediocre que lleva en la lengua el señor Bolaños, eso sería igual a quitarle el nombre de El Raizón por el de Bolañón. Así es como estos cachurecos masayas siempre han procedido. De suerte que la historia de este señor ya se acabó”.
Ernesto Castillo: “Que ni Sandino ni Darío merecen ser objeto de tonterías y faltas de respeto”
“Que ni Sandino ni Darío merecen ser objeto de tonterías y faltas de respeto como ésa. Para ser consecuente con sus inclinaciones de admiración, debió de atreverse a proponer que le llamaran George Walker Bush. Tal vez así la historia recuerde algo de su inocuo paso por la Presidencia”.