Nuevo Amanecer

Squier en Centroamérica


Ephraim George Squier, un diplomático norteamericano que llegó a nuestro país a mediados del siglo XIX, es uno de los viajeros y narradores que más contribuyó al conocimiento del patrimonio histórico, natural y cultural de Centroamérica, y en especial de Nicaragua. Posteriormente Squier regresó cuatro años más tarde, atravesando el territorio de costa a costa y teniendo como destino final Honduras, donde dirigió su interés en la posibilidad de construir un ferrocarril interoceánico a través del continente.
Fundación UNO presenta Squier en Centroamérica el martes 22 de agosto, a las 6:00 pm, en el auditorio de la Biblioteca del Banco Central de Nicaragua. Y está invitado el público en general. El programa de esa noche lo abre el Dr. Ernesto Fernández-Holmann, Presidente de Colección Cultural de Centroamérica y de Grupo Financiero UNO; a continuación una semblanza de Ephraim George Squier, a cargo del Dr. Jaime Incer Barquero, seguidamente se presentará el vídeo “La ruta de Squier en Nicaragua”.
Dicho vídeo fue dirigido por el doctor Jaime Incer y elaborado por el señor Carlos Mántica Cuadra. Se inicia con la llegada al Castillo, o ruinas del viejo fuerte de San Juan; su entrada en el Lago de Nicaragua, llega a Granada, el viaje a León pasando por Masaya, Nindirí, Managua, se puede ver la recreación de la erupción del Cerro Negro, el fuerte raudal del Río San Juan y un sinnúmero de vistas espectaculares de nuestro país.
Los libros y escritos que resultaron del segundo viaje han sido traducidos y publicados por Colección Cultural de Centroamérica La Fundación Banco Uno realizará esta presentación denominada Squier en Centroamérica, la cual consta de tres obras: Nicaragua de Océano a Océano, Apuntamientos sobre Centroamérica: Honduras y El Salvador y Waikna; Aventuras en la Costa Mosquitia.
Nicaragua de Océano a Océano: durante el segundo viaje de Squier a Nicaragua, cuatro años más tarde, en 1853, atravesó nuestro territorio de costa a costa, su destino final era Honduras, donde volcó su interés en la posibilidad de construir un ferrocarril interoceánico desde el puerto de Omoa sobre el Mar Caribe con el Golfo de Fonseca.
Colección Cultural de Centroamérica ha publicado esta obra de Squier donde describe un nuevo itinerario, así como las del primer viaje, repasando viejas amistades y refiriendo nuevas anécdotas al paso, pero conservando siempre su estilo que lo reveló no sólo como un acucioso observador, sino también como un culto escritor.
En este viaje tuvo la oportunidad de presenciar el nacimiento del famoso Cerro Negro. Tenemos en este libro su testimonio y dibujos que lo ilustran.
Apuntamientos sobre Centroamérica:
Durante su misión en Honduras, Squier llegó a la conclusión de que un ferrocarril uniendo a Puerto Caballos, conocido hoy como Puerto Cortés en el Caribe con el Golfo de Fonseca sería una manera más factible y económica de transportar bienes y personas a través del istmo centroamericano que un canal interoceánico en Nicaragua.
Promovió también la formación de una compañía privada, denominada The Honduras Interoceanic Railway Company, para construir este canal seco. Squier y sus socios fracasaron en conseguir el financiamiento en Estados Unidos o en Europa para este proyecto.
En 1861, al iniciarse la Guerra Civil norteamericana, este proyecto había muerto con la apertura del ferrocarril panameño en 1855.
Waikna o Aventuras en la Costa de la Mosquitia: Se desarrolla en la región del Caribe de Nicaragua y Honduras y se extiende por varias decenas de millas de uno y otro lado del que hoy conocemos como río Coco, llamado Wangki por los indios miskitos.
Estos se llamaban waiknas, que quiere decir “hombres” y eso no sólo se refería al género masculino, sino a una raza valiente.