Nuevo Amanecer

Brújula para leer


Alternativas
Para otro mundo posible, otra experiencia de Dios
Marina Salinas
En su edición de enero a julio de 2006, Alternativas trae entre sus interesantes temas uno revelador de un futuro aciago para la humanidad. En su análisis titulado “En defensa de la humanidad, ante la amenaza de un holocausto nuclear en Medio Oriente”, Wim Dierckxsens nos alerta: “La humanidad se encuentra amenazada por una guerra nuclear que se llevará a cabo en nombre de la paz mundial. Esta aventura militar es motivada por la amenaza del sistema capitalista como tal”… También nos aclara: “¿Cuál es el verdadero motivo de la guerra? Es bien sabido que la economía de EU es la más grande del mundo, representando más o menos un 30% de la economía más endeudada del mundo, con deuda equivalente al Producto Mundial Bruto… En otras palabras, los estadounidenses viven fiados… En este momento la economía norteamericana depende de los bancos centrales de Japón, China y otras naciones que invierten las principales reservas internacionales en bonos del Tesoro… Ante la inminente incapacidad de pago de EU, una cantidad de bancos centrales han manifestado sus intenciones de cambiar, al menos en parte, sus reservas internacionales en dólares, por otras monedas (euro y yen), o más bien por oro, esto implicaría el colapso del dólar”.
Dierckxsens nos aclara el porqué de la guerra con Irán: en junio de 2004 Irán declaró su intención de iniciar una bolsa internacional de petróleo en euros. Muchos países productores y consumidores mostraron su interés en la iniciativa… es obvio que esta bolsa constituiría una competencia para la bolsa de petróleo de Londres (IPE) y la de Nueva York (Nymex), ambas poseídas por compañías norteamericanas…. La crisis está a la vista. Para evitar el colapso del dólar, la Administración Bush ha tomado la decisión de un ataque nuclear a Irán, bajo falsas acusaciones de que está desarrollando un programa nuclear, así como EU invadió a Irak cuando comenzó a partir de 2000 a negociar el petróleo en euros y cuando decidió cambiar sus reservas internacionales en dólares por euros”.

**************

Nueva directiva del CNE
El viernes recién pasado la Asamblea General de miembros del Centro Nicaragüense de Escritores (CNE) procedió a elegir la nueva Junta Directiva que estará al frente de dicho organismo en el período 2006-2007.
La Junta Directiva
quedó integrada así:
Presidente: Dr. Carlos Tünnermann Bernheim
Vicepresidente: Lic. Vidaluz Meneses
Secretario: Arq. Porfirio García Romano
Tesorera: Dra. Isolda Rodríguez
Vocales: Helena Ramos, Francisco Meléndez y Dr. Octavio Robleto
La Asamblea conoció el informe de labores que le presentó el presidente, Dr. Carlos Tünnermann Bernheim, destacándose entre ellas la reciente publicación de doce nuevos títulos y la reimpresión de tres. Con ello, la totalidad de títulos de obras de autores nicaragüenses publicadas por el CNE llega a 115, que corresponden a 51 libros de poesía, 16 novelas, 16 colecciones de cuentos, 9 de ensayos, 4 de testimonios, 3 obras de teatro, 4 de historia, 2 de antologías (cuento y poesía nicaragüense) y otras.
Estas obras han sido publicadas en virtud del Proyecto Editorial que el CNE lleva a cabo con la colaboración financiera del gobierno del Reino de Noruega. El presidente del CNE, Dr. Carlos Tünnermann, informó a los asistentes que el convenio de cooperación con el Reino de Noruega ha sido prorrogado por tres años más (2006 al 2008), lo cual asegura la continuidad del Proyecto Editorial, así como de los Seminarios de Literatura Nicaragüense para profesores de secundaria, del Premio Internacional de Poesía Joven “Ernesto Cardenal” y la instalación de una librería en la sede del Centro para promover la venta de las obras publicadas por el CNE.

****************

Segunda edición de la novela Rostros ocultos
Francisco Javier Bautista Lara
En un conversatorio sobre la novela Rostros ocultos con un grupo de estudiantes universitarios, una joven comentó que “después de leerla había comenzado a ver a la gente de manera distinta, ya las personas no le eran indiferentes”. Otro estudiante preguntó cuál era el propósito que perseguía al escribirla. Entonces respondí que el objetivo no podía resumirse mejor que con la precisa afirmación que la joven anterior dio. Si tan sólo una persona ha percibido eso, debo reconocer que el fin que perseguía ha sido logrado.
La gente que vemos y la que apenas sospechamos, ésa que nos rodea o la que nosotros rodeamos, que nos ve y vemos en la Managua de hoy, remendada de contradicciones, gente en su mundo y otros en el suyo, es la misma que he visto andar por las calles de Guatemala, Panamá, San José, La Paz, Quito, Santiago y Caracas; es la que se sienta en la cuneta de un lejano pueblo olvidado bajo las ramas de un árbol, es la que recorre caminos urbanizados o polvorientos, carga sobre sus hombros una alforja de ilusiones, promesas y cachivaches; y, sin embargo, vive y sigue caminante, anda por allí, subiendo y bajando, en un ir y venir que no se agota porque siempre hay una luz que brilla, incluso en el fondo del pozo.
Que la indiferencia --sinónimo de la muerte misma-- no nos envuelva en su manto oscuro y terrible; que no nos deje al margen de la vida que se desgasta mientras sopla el viento gélido de los ausentes ahogados en su propia riqueza, poder y gloria. La solidaridad es como una balsa que flota sobre las olas turbulentas del río, como la sombra del árbol que te acoge ante el inclemente sol, como esa alforja, mochila o fardo que alguien te ayuda a llenar o llevar.
Algo puede cambiar y nacer cada día…, insignificante retoño que brota fresco, verde-tierno de un tronco tirado a la vera del camino… Creo en la utopía de Moro... ¿de qué si no de utopías se construyen las pequeñas y grandes hazañas?
La novela ahora vuelve a imprimirse para que siga circulando entre los lectores y continúe reinventándose y despertando nuevas inquietudes, ajenas a mí, propias de ustedes, lectores; que nuestros cimientos se sacudan y de ellos surja un nuevo reto: más preguntas y dudas, menos verdades, como escribió el poeta portugués Pessoa: “No me dejes solo con personas llenas de certeza. Esa gente es terrible”. Líbrame, Dios, de la vacía compañía de los que creen que todo lo saben… Reconozco que hay un mundo que me rodea y desconozco.
Managua, 30 de junio 2006
www.franciscobautista.com