Nuevo Amanecer

Para Flavio César Tijerino


no es grato ver ánjeles llorando
i esta vez no uno sino cinco
han doblado la frente en tu presencia
incrédulos rabiosos, furibundos.

el primero, el más íngrimo de todos
dejando una flor blanca en tu regazo
recogió tu palidez, rompió el silencio,
con la mirada puesta en no sé dónde.

el segundo, el de la voz potente
lleno de ira, tembloroso,
no quiso decir más i ahora espera
que tu alma desnuda no esté triste.

el tercero, el del secuestro en noches duras,
el que arropó tus dichas y tus miedos,
sacudió la mañana, acomodó tu lecho,
i se envolvió en el sudario de tus sueños.

el cuarto, el de la espera, el que se sienta
viendo pasar los días y los años
deslizó hoy su mano por tu frente
y corazónmente resguardó tu aliento.

el quinto de ellos, el más fiel i más ardiente
batallador de rústicas batallas
el que a gritos a tu lado apretó fuerte
ha callado su voz porque estás muerto.

i más ánjeles quedan por allí dispersos.

Roberto Zapata
Grupo-U
Boaco, Nicaragua
febrero - 2006