Nuevo Amanecer

“Intimidad en la admiración de los poetas”


La lectura de la trilogía El siglo de la poesía en Nicaragua, publicada por la Fundación Uno y compilada por el magisterio cultural y académico del poeta y escritor Julio Valle Castillo, nos profundiza en las claves muy diversas de la fascinación poética nicaragüense, así como el sentir de cada uno de los poetas antologados no solamente en la compañía física, cultural, sino también humana. Nos presenta con acierto y lucidez las contingencias de la felicidad y el dolor, en sus registros y actitudes como en la búsqueda de la palabra y sus voces diversas en su sentido y significado.
Valle Castillo nos presenta una oportunidad para conocer con profundidad, con el esmero y el rigor al que nos tiene acostumbrados, que lo que importa para un poeta es vivir su tiempo, decir lo propio, y encontrar con gozo de lector el infinito que hay en cada poema.
Al leer la trilogía El siglo de la poesía en Nicaragua nos queda una sabia y hermosa reflexión compartida en esta tierra de poetas: que escribir poesía, leerla y vivirla es una necesidad inaplazable.
Una verdad de gran valor que se desprende de la trilogía El siglo de la poesía en Nicaragua es que con estos poetas aprendimos a leer y gozar de la literatura nicaragüense, y que para admirar a cada poeta hay que merecerlo.
Escribir la trilogía El siglo de la poesía en Nicaragua es sin duda un trabajo extraordinario en la búsqueda de las afinidades, las exigencias y las rebeldías y las vidas de los poetas y reconocer las experiencias y recuerdos en el proceso único de escribir. Y quien mejor lo dijo fue Baudelaire: “Todo hombre sano puede pasarse dos días sin comer, pero nunca sin poesía”.
Pensar una sociedad en la que las relaciones humanas sean más ricas, más completas y más solidarias es pensar en la poesía, la única fuente para sacar de la crisis que sufre la cultura en general es para mí otra reflexión que abona la lectura de este ejemplar trabajo que ha realizado de forma sostenida el académico Julio Valle Castillo, y que para alianza cultural con las nuevas generaciones ha patrocinado la Fundación Uno, significando una loable labor enriquecedora.