Nuevo Amanecer

CREACIÓN


Disuelto en la luz
el objeto es real.
Real es el mundo invisible.
Perdido en el espacio,
sin peso,
su forma navega
‑intacta y casta­
contra la violencia
de lo blanco y lo negro.
Lo gris.
Aspiro su forma sin forma.
Lo toco, toco todas sus formas
con la mirada.
El lienzo sigue vacío.
La pintura y su objeto,
el motivo,
‑el leit motiv-
­continúa suspendido
en el espacio impenetrable de la nada.
En el ojo,
del que se muere por ver.
Marzo, 2006