Nuevo Amanecer

La clave íntima de Ulises


Los tatuajes de Ernesto”, cuento inédito del escritor Ulises Juárez Polanco, fue recientemente seleccionado para la Antología de la Novísima Narrativa Breve Hispanoamericana, que publicará en los próximos meses el Ministerio de Cultura de Venezuela.
Hace varios meses conocí a una persona que llevaba un tatuaje marcado en su piel. El tatuaje decía: “Esto es un acto de desesperación”. Imaginé que esa persona debió sufrir mucho y que su marca, ahora convertida en un código lingüístico, representaba para él una forma de redención o un comprobante por haber vivido una “temporada en el infierno”.
Ernesto, personajae del cuento inédito de Ulises Juárez, también ha cometido algunos actos de desesperación. Actos que Juárez empieza a develar poco a poco en su cuento “Los tatuajes de Ernesto”.
En primer lugar, es notable la descripción sonora que el autor desarrolla en el relato y que se vuelve un reto entre la caracterización de los objetos y el sórdido ambiente en el que se produce la historia.
El cuento describe a un joven que en el pasado perteneció a una generación secreta. El joven, tristemente extraño, carga siempre un anuario y ha pedido a un experto que le haga un tatuaje en todo el cuerpo.
El hecho de que el personaje desee marcar su piel representa en este caso una búsqueda por la redención. Es su mejor manera de dejar un legado a alguien que se desconoce por completo en el cuento. Pero también el autor registra imágenes inusitadas y detalles que van creando una atmósfera llena de misterio, donde evidencia y retrata a un coleccionista de vidas, las que el personaje principal ha ido quitando poco a poco.
Pero para lograr una redención, el personaje deberá pasar por un ritual consigo mismo. Una forma de prepararse ante el dolor como lo hacían algunas civilizaciones egipcias en el pasado. El tatuaje se convertirá en una pretensión metafórica para pasar de un estado a otro. Se trata de un joven que busca curar su cuerpo y que está planeando su último acto de horror.
El cuento también plantea el tema de la agresión y la venganza a través de un lenguaje secreto que nadie, ni siquiera el tatuador, logra descifrar. “Una clave íntima”, le llama el autor.
“¿Cuánto sufrimiento cabe en el odio de un ser humano?”, es la frase que se pronuncia como eco en el relato. Quizá esa respuesta la conozca Ernesto, quien sabe que la verdadera obra de arte del ser humano es aquella que se prepara en silencio antes de la muerte.
Así, las heridas del personaje no pueden cerrar, aunque la palabra “tatuar” signifique precisamente “herir, golpear, o cortar”, y todo indica que “la perpetua agonía” de Ernesto se acabará cuando el último acto de venganza se haya ejecutado y cuando el último capítulo, nunca antes escrito, haya sido concluido y descifrado por su propio autor.
Ulises Juárez Polanco. (Managua, 1984). Narrador y traductor.
Coordinó la página dominical de opinión de El Nuevo Diario de Nicaragua y fue corresponsal cultural de éste en la República Federativa de Brasil.
Publicó una edición anotada de El Príncipe, de Maquiavelo y publicó Retrato de poeta con joven errante (2005) y Poetas, pequeños Dioses” (2006).
Forma parte del colectivo de traductores de Rebelión y de Tlaxcala, la red de traductores por la diversidad lingüística.
* francisco_udiel@yahoo.com
Traduce del inglés y portugués. www.juarezpolanco.com.