Nuevo Amanecer

Nuevos versos de Fernando Silva

A mi vieja novia Gertrudis

Fisura

Si la tijera afanosa que cumple silenciosa
el rito de separar en dos los lados
de una pieza;
la distancia de los labios
al abrir la boca o la
visión borrosa que aparece
entreabriendo los párpados,
como la luz que queda entre dos puertas
entrecerradas de una ventana.

¿Qué significaría un día
cortar de verdad
lo que todavía nos une
a algo
como al modo
que hemos sabido hasta ahora
sobrellevar?

***

Instantes vacíos

Si el agua. Agua dice y
la tierra también dice alguna otra cosa
como pie o sombra
cuando el viento doblado,
oblicuo
al ras del mismo ruido que hace,
enrolla los pelos
que recoge del suelo;

sólo, sólo así,
que vos me digás a mí
que no te das cuenta,

podría tener algún valor
lo que acabo de escribir ahora.

***

Recuerdo

Eso que aparece como una llama
indigente y arisca
en el fondo de una sombra borrosa
como la semilla dentro de la pulpa del fruto,
es el hueso diminuto de la imagen.

La figura encarnada
como un dardo de seda
que corta las alas de luz
de un camino,
y guarda en seguida
la huella del pie de un ángel que por ahí pasó.

******

Pareciera que fuera a llover

Como una flor
rumorando nebulosa en el espacio
de la tierra seca en abril,
oigo el croar de las ranas
con su humilde cantar
llamando las lluvias,
en la lejanía
de la naturaleza muda.

******

En la sonrisa

Allí tenés la espada
de filo
sobre la luz del vacío que queda
en la comisura herida de la sonrisa.

La sostenida malicia inmóvil,
como una huella disimulada del
desprecio.

Con esa misma máscara ríe y
baila y canta

el desprevenido que
descuida la figura de su sombra.