Nuevo Amanecer

XXVI aniversario Nuevo Amanecer Cultural


Veintiséis años ha sobrevivido Nuevo Amanecer Cultural. Para un semanario cultural, la vida normal es efímera, y en las circunstancias en que se ha vivido en Nicaragua durante estos veintiséis años, casi un milagro.
Es obvio que para los dueños del periódico, NAC como factor financiero no es rentable, y ni siquiera alcance su punto de equilibrio. Los beneficios que produce son de otro tipo. Prestigia y califica a un periódico, como El Nuevo Diario, que inserto en el complicado mercado de la prensa escrita, ha sabido cuidar con un celo esmerado su característica de objetividad e independencia. Por ello, después de estos 26 años ininterrumpidos, confiamos que cumplirá más años.
Casi toda publicación cultural sucumbe a la tentación de cerrar espacios a quienes surgen expresando valores nuevos, o distintos a los de los responsables de la decisión de publicar o no un colaboración.
Creo que en NAC no se ha pecado mucho en mantener círculos cerrados. Si, me parece, que hay que buscar nuevas formas de contactos efectivos con los generadores de expresiones culturales. Debemos evitar que se tenga que esperar muchos años, incluso hasta después de de que hayan muerto, para que no pocos creadores de expresiones culturales puedan ser conocidos de la población.
¿Cuánto tiempo se tuvo que esperar para que muchos poetas valiosos y casi desconocidos salvo para círculos muy reducidos, fueran accesibles gracias al tesón de Julio Valle, que nos acaba de rescatar, en un parto múltiple y monumental, su Antología?

Ernesto Castillo M