Nuevo Amanecer

Jaramillo Levi ganó Premio Ricardo Miró 2005


PANAMÁ AMÉRICA

Hay quienes dicen que el 13 es de mala suerte. Para Enrique Jaramillo Levi es todo lo contrario. Fue en el treceavo intento que obtuvo un galardón que esperó “desde hace 40 años”: el Premio de Literatura Ricardo Miró. Eso sucedió la noche
del miércoles 19 de octubre en la Academia Panameña de la Lengua. Taquicardia fue lo que sintió al notificarse el fallo de la Sección Cuento, donde su libro “En un instante otras eternidades” fue elegido como el mejor. Es la primera vez que iba a presenciar la lectura de un fallo. Antes prefería
enterarse por los amigos o los medios.
Nos dijo también que todos los libros con los que había concursado las 12 veces anteriores han sido publicados por editoriales internacionales.
Jaramillo Levi había obtenido Mención Honorífica en dos ocasiones en el Ricardo Miró: en 1964 y 1965. Primero con Catalepsia (Sección Cuento) y al año siguiente con La otra cápsula de cianuro (Sección Teatro).
“En un instante otras eternidades”, según el autor “combina la literatura ficticia, metafórica y la literatura erótica, hay cuentos muy cortos, de un párrafo, y muy largos, de hasta ocho páginas”. Es el libro número 13 de cuentos suyo. Tiene nueve de poesía y cinco de ensayos.
El escritor colonense, quien cobrará B/.15,000 hoy viernes 21 de octubre a las 7:30 p.m. en el Teatro Nacional, es autor de 44 libros. Se desempeña como coordinador del Departamento de Difusión Cultural de la Universidad Tecnológica
de Panamá, UTP; es fundador/director/editor de la Revista Cultural Maga. Y preside la Fundación Cultural Signos y la Asociación de Escritores de Panamá.
En su fallo el jurado de la Sección Cuentos, integrado por Jaime Valdivieso, Iván Egüez y Félix Quiroz, de Chile, Ecuador y Panamá, respectivamente, dijo que al evaluar las obras concursantes notó que hay confusión entre lo que es un
cuento, relato, crónica y leyenda. La temática rural, que prevalecía en muchas de las obras parecía impostada, lo que hacía que la creación literaria se viera como anacrónica y no como una visión del mundo. Asimismo, agregó que se
sacrifica calidad por cantidad. Los escritos son de muchas páginas. Recomendó que se amplíe la convocatoria en la Sección Cuento a cuentos para niños y jóvenes.
Héctor Collado, también ganador del Ricardo Miró en varias ocasiones (el año pasado con “Artefactos”) opinó que el premio no es a un libro, es a la trayectoria de Jaramillo Levi, un hombre de gran tenacidad y promotor cultural sin parangón. “Los que sabemos cómo es su pasión con ese género tenemos la
certeza de que realmente lo va a recibir como el premio que estuvo esperando toda su vida”.
Éste es un premio “a su vida, a su obra y a su trabajo cultural”, dijo Collado. Jaramillo Levi es creador de certámenes literarios, como el Concurso Centroamericano Rogelio Sinán.