Nuevo Amanecer

Agenda Latinoamericana Mundial 2006

El lema de 2006: “Para otra humanidad, otra comunicación”

Una vez más, ya está circulando uno de los libros más difundidos año con año dentro y fuera del continente, la Agenda Latinoamericana Mundial, la cual tiene como lema para el 2006: “Para otra humanidad, otra comunicación”.
Lo interesante de esta Agenda Latinoamericana es la gran cantidad de temáticas que aborda y la magnitud de las mismas. Nos presenta ampliamente todas las efemérides y conmemoraciones que día a día celebra el pueblo latinoamericano, así como los aniversarios martiriales y sustanciosos ensayos de hombres ilustres de nuestros pueblos como José María Vigil y Pedro Casaldáliga (los editores), así como Eduardo Galeano, Leonardo Boff, Frei Betto, entre muchos otros. De Nicaragua, publican el poema “Y la mentira es contra la especie”, de Ernesto Cardenal.
Tiene, además, otras secciones habituales como convocatorias para diversos concursos y la relación de premios otorgados por las convocatorias del año pasado en las categorías “Cuento corto latinoamericano”, “Páginas neobíblicas” y “Perspectiva de Género”, entre otros. Todo lo anterior hace que esta Agenda sea posiblemente la más consultada en esta parte del mundo.
La Agenda Latinoamericana llega a su quince aniversario con esta edición, la que, como dice Pedro Casaldáliga, “no podía dejar de abordar este tema del que cada día la sociedad se va haciendo más consciente: la comunicación, la información, los “medios”… se nos van revelando como esa pantalla (o ese “techo”) de cristal, aparentemente invisible, pero real, que filtra o colorea, transparenta u opaca, sesga, refleja y hasta crea la opinión pública, la conciencia (y la inconsciencia) social, la voluntad o la falta de voluntad de la sociedad, la transformación o la resistencia al cambio.
La Agenda anuncia --para quienes desean enviarles sugerencias y aportes-- que el tema central de la del 2007 será, en principio, la democracia: “Esa que parece ser la utopía máximamente propalada en nuestras sociedades occidentales, pero que es, en realidad, en tantos aspectos, la carencia más grande, y el mejor punto de apoyo para nuestras exigencias de transformación y liberación”.