Nuevo Amanecer

Elena


Liliana Popescu y la poesía desde el silencio

¿Qué ocurre si se une el lenguaje matemático y el lenguaje poético? Seguramente aparecería una Elena Liliana Popescu, quien fusiona perfectamente ambos lenguajes para llegar, “en el infinito”, a identificarse, como dice ella misma.
Popescu nació en Rumania en el año 1948. En su poesía las percepciones de las cosas cambian con la pérdida en el tiempo, aquella frase de William Blake donde nos recuerda “que lo que ahora es evidente, fue una vez imaginado”, parece comprobarse en su poesía.
Popescu parte del pasado para contar, decir y poetizar, reflejando así un pesimismo, pero sin llegar necesariamente al melodrama: “De la vida que antaño parecía eterna, (…)/ ayer quedaron sólo las banderas a media asta”. Popescu hace varios planteamientos desde su lenguaje coloquial, aunque habría con esto de las traducciones, ver realmente si no es el traductor el responsable por la escasez de palabras. Hay un acierto en su poesía cuando de brevedad se trata, parece que la economía de lenguaje la obliga a depurar, lo que no ocurre cuando se extiende, dando como resultado poemas con muy poca profundidad o poemas estereotipados dignos, acaso, para un afiche espiritualista.
Para Popescu “todas las palabras del mundo lo único que hacen es intentar describir el silencio”, en ese sentido muchos de sus poemas ostentan a ese cuestionamiento. Elena Liliana Popescu es doctora en matemáticas por la Universidad de Bucarest, de la que actualmente es profesora. Pertenece a la Unión de Escritores de Rumania. Ha traducido del inglés, francés y español. Entre sus libros podemos citar: A ti (1994), El reino de entre los pensamientos (1997), Vuelo. Sueño y destino (1999, sobre su padre, el poeta y piloto George Ioana), Himno a la existencia (2000), Cânt de Iubire-Pesma Liubavi (2001), y Peregrino (2003). Ha recibido el Primer Premio en el Festival de Poesía “Novalis” de Munich, en 1998. Elena Lilliana Popescu participará en el II Festival Internacional de Poesía en Granada, que se llevará a cabo del 06 al 11 de febrero de este año.

Aquí y ahora

La Palabra engendra al mundo
El Silencio lo mantiene.

Nos habríamos dicho silencios

No conozco
nada mejor
que el Silencio
para decir
lo que es la muerte
lo que es la vida...

¡Ojalá hubieras estado!

Nos habríamos dicho
silencios
y habríamos conocido
mejor
el Silencio
de nosotros mismos

No conozco
nada mejor
que el Silencio
para colmar
el instante
el dolor
la palabra...

Traducción de Joaquín Garrigós