Nuevo Amanecer

Cuentos y poemas de Boaco


Los ciudadanos de Boaco ya pueden tener entre sus manos una buena parte de sus anécdotas --alusivas a sus costumbres, lugares, personalidades, chistes, creencias y todo lo relacionado con esta bella ciudad-- ya que uno de sus hijos, el doctor Moisés Sotelo Castillo, se dio a la tarea de recopilarlas en el libro “Cuentos y poemas de Boaco”.
Libro que ha salido a luz en un momento oportuno, debido a que hoy día existe una preocupante crisis de valores morales, patrióticos y sociales, y nada mejor que honrar a su tierra natal, y a su cultura con una creación literaria que recoja información valiosísima para que las futuras generaciones la conozcan y preserven así sus tradiciones y su amor patrio.
Pues bien, el doctor Sotelo ya había publicado varios libros en los que describe la historia de Boaco y “otras menudencias” y ahora se dio a la ardua y a la vez agradabilísima labor de esta “desventura literaria”, como él mismo la ha llamado, la que consistió en anotar por mucho tiempo la mayor cantidad de experiencias que recuerda o le han contado sobre Boaco, y empieza la obra con el dicho popular nicaragüense: “Vos creés que soy de Boaco”, para luego seguir contándonos cosas sobre los barrancos del camino a Santa Lucía, la iglesia de Boaco, y de cuando recitaba el niño Flavio César Tijerino y la niña Julita García, así como del doctor Oscar Guerrero Mora y su radio pequeño.
Entre muchísimos poemas y otras historias nos narra sobre cierta caperucita roja que llegaba a Boaco y de un lobo que había en la Alcaldía, del supermán agradecido y del Tarzán de los Monos en Boaco. De las retahílas de doña Donatila Cubas y del primer inodoro de Boaco, solo para que se den una idea de las demás ocurrencias de este boaqueño.
Armando Incer Barquero ha dicho sobre el doctor Moisés Sotelo en la presentación de esta obra: “A los intelectuales del Grupo U les hubiera encantado contarlo entre sus filas, por anestesiólogo pediatra, por cuentista, por divertido, por mentiroso, por testigo ocular de lo que narra”. Y más adelante: “Al terminar de leer el libro, ustedes coincidirán conmigo en que Moisés Sotelo es:
Caite y culebra,
machete y plumas,
fuego y pesar,
espejitos de colores,
Santiago Apóstol,
invierno copioso”.