Nacional

Revive guerra de las Ťcolasť

* Coca Cola les hizo un cementerio de envases en Matiguás * Gerente condenado por jurado continúa huyendo

— ERVING SANCHEZ RIZO —

La subsidiaria nicaragüense de PEPSI COLA demandará en tribunales de Nicaragua y Estados Unidos a la COCA COLA por dańos y perjuicios provocados por el hurto y destrucción de miles de envases de vidrio del refresco embotellado, realizado en Matiguás, Matagalpa, afirmó Milton Caldera, presidente de la empresa Embotelladora Nacional S.A.ENSA.;


La decisión dada a conocer por Caldera tras la culminación de una primera parte de un conflicto que enfrentó por mas de un ańo en el juzgado único de Matiguás a Henry González, representante de PEPSI COLA contra el Carlos Jarquín, concesionario de COCA COLA en ese mismo pueblo, donde se produjo el hurto y la destrucción de los envases de ENSA.;


Caldera dijo que la sustracción y destrucción de las botellas propiedad de ENSA en la zona de Matiguás fue sistemática a lo largo de unos tres ańos, sin embargo no se había podido comprobar el delito, sin embargo debido al seguimiento realizado, la representación de PEPSI COLA comenzó a sospechar del concesionario de COCA COLA.;


CUERPO DEL DELITO EN CONCESIONARIA DE COCA COLA ;


Según el representante de la compańía hasta el 22 de agosto del 2001 fue que durante una inspección ocular realizada por autoridades del Juzgado Local de Matiguás en los predios del depósito del concesionario de PANAMCO COCA COLA se pudo comprobar que en el lugar habían restos enterrados de miles de botellas de Pepsi y de otras bebidas envasadas por ENSA.;


De acuerdo con el seńor Milton Caldera en ese momento se pudo comprobar que la guerra sucia que estaba siendo objeto la concesionaria de ENSA y que le producía la sistemática pérdida de sus envases era orientada por el supervisor de PANAMCO COCA COLA.;


La denuncia por hurto y dańos en contra de Carlos Jarquín, el concesionario de COCA COLA, fue puesta el 21 de agosto del 2001 en el Juzgado Unico de Matiguás, por lo que las autoridades de ese recinto expidieron orden de captura contra el supervisor de PANAMCO, Carlos Jarquín y contra los empleados de la concesionaria Omar Lemus y María de los Angeles Cerda.;


CONCESIONARIO ANDA HUYENDO;


Sin embargo el seńor Jarquín se dio a la fuga tras ser puesta la denuncia y que fue encontrado el cuerpo del delito, miles de botellas de PEPSI, ROJITA y SEVEN UP, en una fosa de un metro y medio de hondo durante la inspección ocular en los patios de la concesionaria de COCACOLA.;


De acuerdo al seńor Caldera, los ex trabajadores de PANAMCO: Segundo Regalado Calero, Rolando Pérez García y Juan Calero dijeron ante las autoridades haber recibido órdenes de cavar la fosa y haber presenciado la destrucción de las botellas propiedad de ENSA.;


Según la información de Caldera, las autoridades de Matiguás pudieron sacar hasta 12 sacos de botellas de la fosa, quedando la mayor parte adentro, debido a que fueron enterradas junto a una letrina. ;


Asegura que posteriormente las autoridades judiciales de Matiguás remitieron el caso al Juzgado Primero de Distrito del Crimen de Matagalpa, donde el prófugo Carlos Jarquín y Omar Lemus y María de los Angeles Cerda, capturados, fueron fulminados con auto de segura y formal prisión.;


Posteriormente un tribunal de conciencia declaró culpable de hurto y dańos al supervisor de PANAMCO COCA COLA Carlos Jarquín en perjuicio del seńor Henry González, distribuidor autorizado de ENSA, por lo que lo condenaron a cinco ańos de prisión.;


A TRIBUNALES INTERNACIONALES;


Jarquín, de acuerdo a informes obtenidos por los representantes de ENSA ha sido visto en la zona del triángulo minero, donde las autoridades policiales esperan poderlo capturar próximamente.;


El presidente de ENSA dijo que aún no tienen determinada la fecha en que demandarán a COCA COLA en Nicaragua, ni tampoco la fecha y sitio donde radicarán la querella judicial en Estados Unidos en contra de la multinacional de bebidas gaseosas, sin embargo agregó que impulsarán la demanda internacional para que se termine la desleal práctica.;


Caldera manifestó que no tienen cuantificados los dańos en destrucción de envases, lo que sí saben es que son miles de dólares solo en este último hecho, pero seńalan que ya habían ocurrido otros casos como en Xiloá, hace algunos ańos y luego en enero del dos mil en Jinotega.