Nacional

Fiscal desafía y reta a Bolańos


— ELOISA IBARRA A. —

El Fiscal General de la República, Julio Centeno Gómez, afirmó ayer que el Presidente de la República Enrique Bolańos, no tiene causales para promover su destitución ni lo amedrenta con su amenaza, pero en cambio le preocupa el uso del poder que está haciendo el mandatario.;


ŤMe encantaría que promoviera mi destitución para ver bajo qué causal lo hará y estoy dispuesto a ir a defender mi institucionalidad hasta las últimas consecuencias y no estoy dispuesto a renunciar al cargo si eso pretendeť, dijo el fiscal.;


Centeno calificó de gravísima la actitud del Presidente de anunciar que pedirá su destitución por haber obedecido a una jueza y a la ley y de supuestamente perseguir a sus hijos con acusaciones, porque significa mezclar la pasión de lo que se tiene que confrontar como hombre con dignidad.;


Los grandes dignatarios que han fallado, no deberían obstinarse a la hora que sucedan situaciones de esta naturaleza, opinó el Fiscal.;
;
El anuncio del Presidente es una contradicción porque cabría promover la destitución si no hubiese acatado el mandato de la juez, porque la Ley tiene como primer causal de destitución desobedecer las instrucciones judiciales, en este caso la sentencia de la jueza Méndez, que mandó a investigar y procesar los delitos electorales, indicó.;


Centeno expresó además que con su amenaza el Presidente Bolańos le envía un mensaje peligroso a los autoridades judiciales que van a investigar el caso, cuando ningún funcionario que tiene inmunidad puede estar fuera de la ley.;


PROCURADURIA NO PUEDE DEFENDERLO;


Afirmó que la Procuraduría General de la República, no puede salir a la defensa del Presidente, en un caso personal como el denunciado, porque a quien representa es al Estado de Nicaragua y no al presidente.;


En cuanto a los seńalamientos de que en el pasado no hizo nada contra la corrupción, Centeno aseguró que todo lo que envió la Contraloría con presunciones de responsabilidad penal lo llevaron a los juzgados.;


Afirmó que cuando era Procurador, Bolańos era el Presidente de la Comisión de Integridad, y él, así como el Presidente de la Corte Suprema y Pablo Antonio Cuadra, eran miembros, pero el organismo, pese a que contaba con recursos internacionales y con un montón de gente burocrática, nunca funcionó y nunca hubo nada referido a casos de corrupción. Todo se quedó en encuestas.;


Recordó que el ingeniero Bolańos, nunca le presentó ningún caso, ni en calidad de presidente de la Comisión ni como Vicepresidente, y cuando se le pregunta por qué no miró nada antes, contesta que las pruebas estaban escondidas. Entonces le respondo a él y a quienes me critican, que si él que era el segundo hombre al mando, y no vio ni hizo nada, ¿que podía hacer yo?.;


Aseguró que sólo en tres casos archivó los expedientes y fueron en la denuncia contra la cooperante Dorotea Granados, que hasta lo llevó a confrontarse con las autoridades de Gobernación de ese momento. Otro fue el que Gobernación promovió contra la Presidente del CENIDH, Vilma Núńez de Escorcia, y el otro fue cuando aparecieron osamentas en la Zona Franca.;


Centeno expresó que de ahora en adelante, independientemente de quien sea, si comete un delito, la Fiscalía va contra él, y recordó que él no está solo, porque la Fiscal Adjunta y los demás fiscales forman la institución.;


Recordó que la Fiscalía, como institución viene siendo objeto de presiones desde algunas semanas, primero con la reducción del Presupuesto que mandó el ejecutivo a la Asamblea Nacional y recientemente, con la pretensión de vender el edificio donde se encuentran, pese a que tienen un contrato de arrendamiento.