Nacional

Matan enorme Ťáguila arpíať

*** Había atrapado un perezoso en bosque de Rosita y campesino le disparó asustado por su gran tamańo *** Medía más de dos metros de ala a ala y el que la abatió temía se le llevara a sus hijos

— MARIELOS SIEZAR (Colaboración) —

Un águila arpía, correspondiente a una especie en peligro de extinción, fue abatida en el municipio de Rosita por campesinos que se asustaron por el tamańo de la pobre ave. ;


El águila recibió un certero disparo de arma de fuego cuando devoraba arriba de un árbol a un perezoso que había cazado. El hecho ocurrió en la comunidad de Susún. ;


El campesino que le disparó dijo -todavía bajo los efectos del tremendo susto que se llevó- que tuvo temor de que el enorme animal, cuya envergadura es de más dos metros entre ala y ala, atacara a sus hijos.;


SE ARREPINTIO;


Al percatarse de que había herido a una especie sumamente rara, el tirador notificó a las autoridades locales, pero nadie se presentó, por lo que la imponente ave murió tras setenta y dos horas de sufrimiento.;


Este hecho en contra de una especie en peligro de extinción e indicadora de bosques vírgenes, sucedió recientemente y fue revelado por un ex alumno de la universidad URACCAN.;


Cuando personal del Instituto de Recursos Naturales, Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, conocido como IREMADES y adscrito a la universidad se movilizó a investigar lo ocurrido con el propósito de valorar las condiciones en que se encontraba el animal e iniciar su posible rehabilitación, águila arpía había muerto.;


Las autoridades de la universidad URACCAN en el sector minero, ven con preocupación el poco interés de las instituciones por la conservación de las aves, y calificaron de imperdonable la muerte del águila, aseveró Bismarck Lee, vicerrector del recinto.;
;
Según estudiosos en la materia, esta rapaz es propia de Centro y Sur América y muy apreciada en Panamá. En Nicaragua se consideraba desaparecida, aunque también se tienen fotografías de la misma en el sector de la RAAS. Hay otros que afirman la han visto en la reserva de Bosawás, en las comunidades de Kukalaya, Susúsn, Cola Blanca y Banacruz.;


Construye grandes nidos de palos en el bosque a unos 40 metros del suelo (100-120 pies) y siempre en el centro de los árboles más altos del lugar. ;


Es tan escasa, que los ecologistas se alegran mucho cuando han sido documentados nuevos nidos en Guyana, Venezuela y Panamá. Las causas de su rápida desaparición han sido fragmentación de los bosques, destrucción de los sitios de nidificación y la caza furtiva.