Nacional

750 alumnos en peligro


— Edwin Sánchez —

Unos 750 estudiantes del Colegio Mi Redentor, están;
prácticamente cercados por residuos de contaminantes que;
provienen de un taller cercano y penetran en el patio del;
centro.;


Ubicado de los semáforos de Rubenia 75 varas al sur, las;
autoridades educativas de este centro han denunciado que las;
corrientes de desechos perjudican la salud de los nińos y;
jóvenes que realizan sus estudios. ;


El director administrativo Leonardo Quintero indicó que por un;
pequeńo cauce van aceites y grasas y otros residuos de los;
materiales ocupados en los talleres que tiene la Taidok, y;
también pasan aguas sucias del Palí.;


Con el gerente administrativo del supermercado Luis Sequeira;
END logró comunicarse, para atender su versión, pero con los;
responsables de la Taidok sólo logramos "un vuelva, regrese,;
no está..., no digan nada por el periódico...".;


El seńor Sequeira fue muy asequible y hasta nos llevó por las;
instalaciones exteriores del Palí, para mostrarnos que nada;
tienen que ver con los desechos que pasan dentro del colegio.;


"NO SON DEL PALI";


El administrador nos dijo, y enseńó, que los desperdicios y;
líquidos aceitosos provienen de otro lugar y no del Palí.;
Precisamente donde nos llevó primeramente, se ven las;
corrientes que pasan por debajo del propio edificio comercial,;
y donde se junta con otro cauce que procede de unas tiendas;
vecinas, ajenas al local.;


En el recorrido vimos trabajadores rozando, también seńaló las;
cajas de almacenamiento de basuras que son retiradas cada;
cierto tiempo.;


Nosotros no contamos con vehículos para decir que estamos;
lanzando suciedades, más bien nos cuidamos de no perjudicar a;
la comunidad, dijo, en respuesta a lo que una funcionaria de;
la Taidok aseguró de que los líquidos aceitosos eran del Palí.;


También agregó que como expenden productos alimenticios, deben;
presentar una imagen de limpieza, y por eso cuidaban de no;
producir basura alrededor.;
;
Quintero, el director del colegio, dijo que han enviado cartas;
al MINSA para que hicieran una inspección sobre las;
condiciones antihigiénicas que afectan a toda la comunidad;
educativa.;


Los padres de familia se han quejado ante las autoridades del;
centro por temor de que sus hijos resulten enfermos por las;
condiciones insalubres, sobre todo por los materiales propios;
que lanzan los talleres de mecánica o gasolineras.;


Muchas veces hemos encontrados filtros de vehículos, dijo;
Quintero.;


El colegio se fundó en 1987, en los terrenos de la iglesia Mi;
Redentor, que compró lo que antes era un potrero en 1980. Las;
empresas vecinas se instalaron posteriormente, en esta década.;


Los tubos son superficiales, y todos los desechos se nos;
vienen acá, informó. ;


GERENTE NUNCA APARECIO;


Los periodistas deseamos hablar con los responsables de la;
Taidok. Una funcionaria que sólo se identificó como Angela y;
no quiso dar su apellido, y que en todo momento pedía que no;
se "sacara nada, porque usted sabe, no hay que destruir",;
atribuyó que lo de los aceites eran los vehículos del Palí,;
"pero mejor hablen con Daniel Acosta, el gerente".;


Otro funcionario pidió pruebas de la denuncia, y sólo le;
dijimos que afuera estaban las corrientes de suciedades. ;


Preguntamos por el seńor Acosta, y nos dijeron que a las 11 y;
media llegaba a la empresa. Los periodistas regresamos a esa;
hora, y la recepcionista dijo: -Vayan afuera, allá está la;
seńora Angela y el gerente. ;


Fuimos al sitio donde están acumulados las suciedades y donde;
pasan los desechos. Un trabajador que limpiaba nos dijo: -Hace;
15 minutos que se fueron-. ;


En vista de que personalmente se hacía imposible hablar con el;
seńor Acosta, lo llamamos por teléfono 5 minutos para las 12.;
Su secretaria o asistente respondió: El seńor Acosta se ha;
retrasado. El está en Aduanas. Vuelva a llamar más tarde.;


En resumen, en la empresa la recepcionista aseguró que el;
gerente andaba inspeccionando el objeto de la denuncia, y por;
otra parte, la secretaria del mismo funcionario decía por el;
teléfono que ni siquiera había llegado a la empresa en la;
mańana. ;


Lo que sí comprobamos, y ahí está la foto, es que la corriente;
de aceite, grasas y quién sabe qué químicos más, pasa casi a;
la orilla de las aulas de los estudiantes que reciben sus;
clases con los vapores del progreso...;