Nacional

Rotundo NO al "pedaceo" de Managua

* 100,114 personas auscultadas, por el grupo "Etica y Transparencia" * Lamentablemente todo obedece a ambiciones políticas * Unos nos quieren partir para evitar caudillos advenedizos, otros para catapultarse a la Presidencia * Si éste fuera un país serio, resultado sería suficiente para dar marcha atrás al plan de dividir capital

— OSCAR MERLO —

El rechazo de los capitalinos a dividir Managua en varios;
municipios, quedó demostrado una vez más con los resultados de;
una consulta realizada por el grupo "Etica y Transparencia".;


De 100,114 personas auscultadas, nada menos que 89,017 dijeron;
un rotundo no a la partición de la capital, mientras que tan;
sólo 11,097 están de acuerdo con los políticos que quieren;
dividir el jugoso pastel electoral que significa la ciudad más;
poblada y económicamente importante del país.;


La idea de "tuquear" Managua en 3 ó 4 municipios surgió de las;
pláticas o pacto entre las cúpulas del FSLN y el PLC, cuyos;
integrantes parecen no estar dispuestos a que surja de la nada;
otro caudillo como Arnoldo Alemán Lacayo, aprovechando el gran;
trampolín que significa la comuna capitalina.;


En la acera de enfrente, los pactistas se encontraron con;
políticos de segunda categoría, pero tan ambiciosos como ellos;
mismos, que aspiran repetir el fenómeno del actual Presidente;
de Nicaragua, quien aprovechó los inmensos recursos de la;
Alcaldía de Managua, para proyectarse como candidato ganador a;
la primera magistratura de la nación.;


Ajenos a esas intrigas políticas, las personas que en verdad;
quieren a la ciudad que las vio nacer o que las acogió como;
sus verdaderos hijos, votaron (opinaron) masivamente contra;
los que intentan destruir una identidad ganada a costa de;
guerras, terremotos y mucho sufrimiento.;


LOS ARGUMENTOS;


El grupo "Etica y Transparencia" consultó a más de 100 mil;
managuas a través de una hoja donde se explicaban los;
argumentos a favor y en contra para dividir la capital.;


Los políticos que quieren "tuquearnos" alegan que es más fácil;
atender municipios pequeńos y con menor población. Además, que;
existiría un vínculo más estrecho entre los gobiernos;
municipales y los ciudadanos, quienes tendrán más facilidades;
para participar, proponer, evaluar y vigilar el trabajo de las;
autoridades.;


Los que quieren la capital completa (también políticos;
aspirantes a alcaldes), seńalan que no existe un estudio;
técnico que demuestre que los beneficios serán superiores a;
los costos.;


Critican también el incremento de los costos en las planillas;
municipales y los gastos de la infraestructura administrativa;
y equipo de cada gobierno municipal.;


Indican además que se multiplicarán algunas labores, y será;
difícil lograr que el gobierno de un municipio, invierta en;
medidas de seguridad y prevención de desastres que afectan a;
otros municipios.;


¿ATENDERAN OPINION DE CAPITALINOS?;


Si éste fuera un país serio, la consulta ciudadana de "Etica y;
Transparencia" sería suficiente para dar marcha atrás a los;
planes de "tuquear" la capital, no obstante, los mismos;
miembros del grupo cívico que realizó el estudio admitieron;
que se están utilizando criterios políticos en el asunto.;


La última palabra ahora la tienen los diputados de las;
diferentes bancadas que conforman el Parlamento nicaragüense,;
los que como es sabido, están acostumbrados a votar;
disciplinadamente siguiendo la consigna de su caudillo.;


El trabajo de sondeo por "Etica y Transparencia" fue realizado;
entre el 31 de agosto y el 13 de septiembre del presente ańo,;
contando con el auspicio de la Agencia Internacional para el;
Desarrollo (AID).;


Entre las conclusiones y recomendaciones de los encuestadores,;
se seńala la necesidad de que el tema de la división de;
Managua sea tratado sin criterios políticos, dando lugar;
solamente a principios técnicos y científicos sólidos y a las;
preferencias propias de los ciudadanos.;


La idea de partir Managua, seńalan, se ha manejado hasta el;
momento sin el suficiente debate público y estudio científico,;
con un trámite de urgencia no justificado por las;
circunstancias, y sin la necesaria búsqueda de consenso.;