Nacional

Lo festejado por Alemán es apenas una esperanza

* Exhorta a hablar claro y sin engańo

— ALBERTO CANO ESTEBAN —

El Contralor General de la República,;
ingeniero Agustín Jarquín Anaya, coincidió con distintos;
analistas nicaragüenses, en el sentido de que el ingreso de;
Nicaragua a la iniciativa de los países altamente empobrecidos;
y endeudados, (HIPC) no es la panacea para todos los males que;
sufre el país, y mucho menos la vacuna que nos va a inmunizar;
contra las limitaciones económicas y permitirá el desarrollo,;
como hasta ahora ha pregonado con bombos y platillos el;
gobierno liberal de Arnoldo Alemán Lacayo.;


Es tan sólo el comienzo para que mediante un proceso de;
disciplina y autoridad que están exigiendo los organismos;
internacionales y países más ricos, Nicaragua pueda acceder a;
que se le condone la deuda externa que actualmente asciende a;
unos seis mil cuatrocientos millones de dólares, apuntó el;
Contralor.;


Mencionó asimismo que ya en el gobierno de la seńora Violeta;
de Chamorro, se inició este proceso que permitió que la;
comunidad internacional perdonara a nuestro país siete mil;
millones de dólares, mientras la deuda que adquirió el;
gobierno de Chamorro, pudo haber alcanzado los noventa;
millones de dólares, expresó Jarquín Anaya.;


APENAS UNA ESPERANZA;


El actual proceso que tan sólo es una esperanza, apuntó el;
funcionario, debe tardar de tres a cuatro ańos, aunque existe;
una iniciativa de Alemania, presentada al grupo de los "Ocho";
que son los países más ricos e industrializados del mundo,;
para que a Nicaragua se le dé un trato preferencial que;
permita acceder al perdón de la deuda en uno o dos ańos, pero;
con base a exigencias enormes que comprometen seriamente la;
eficiencia, austeridad y eficacia de los funcionarios públicos;
a todos sus niveles.;


Este proceso, reiteró, es importante porque de alguna manera;
la deuda externa es uno de los picos de botella que impiden el;
desarrollo, pero también es importante hablarle a la gente con;
la verdad y decir que apenas Nicaragua comienza a calificar;
para que le sea perdonada entre el 60 y el 80 por ciento de su;
deuda, destacó el Contralor.;


Indicó asimismo que este proceso exige al país mayores;
restricciones, lo cual puede traer efectos recesivos en la;
economía y mayor encarecimiento del costo de vida para todos;
los nicaragüenses, en otras palabras incremento en los;
servicios, reducción del aparato público, desempleo,;
privatización de entidades de servicio, entre otros aspectos;
que tendrán su mayor impacto en los más pobres, aunque al;
final el país entero de alguna manera se beneficiará, pero el;
costo será demasiado alto y evidentemente recaerá en los más;
necesitados, sostiene Jarquín Anaya.;


APORTE DEBE SER PAREJO;


Aclaró además que la propuesta de Alemania, de permitir que;
Nicaragua acceda al perdón del sesenta u ochenta por ciento de;
su deuda externa, incluye un segundo aspecto que tiene que ver;
con tomar en cuenta únicamente la deuda bilateral y;
multilateral, no así la deuda comercial, mientras ahora más;
que nunca los funcionarios públicos estamos llamados a;
corresponder junto a los más pobres a esas exigencias,;
aprovechando los recursos, imponiendo en las instituciones;
políticas de austeridad y siendo más eficientes en el;
desempeńo de nuestras funciones, seńaló el Contralor.;


Respecto a la alharaca del gobierno, Jarquín Anaya, dijo que;
se sobra quién desee sacar ganancia política al asunto, pero;
dejó claro que no es que Nicaragua ya no tenga deuda externa,;
sino que apenas está iniciando el proceso para ver si es;
posible que haya el perdón que se anda buscando, y de ser así,;
el país entero tendrá que asumir los costos y sacrificios que;
ello conlleva, mientras el aporte debe ser parejo y no;
descargar toda el peso en los más pobres, concluyó.;