Nacional

"Entrar a la HIPC es algo denigrante"

*** La verdad es que las deudas son del gobierno y la pobreza de la población. *** Hay que estar pendiente de lo que el gobierno hace con el dinero que le den. *** ¿Por qué debemos tanto? Mirá ese Palacio Presidencial...

— ROBERTO COLLADO NARVAEZ —

"Considerar a Nicaragua como un país pobre y con deudas casi;
impagables, no debe ser motivo de fiesta", es lo que piensan;
pobladores de la capital sobre el hecho que el país haya;
clasificado para entrar a la "Iniciativa para países pobres;
altamente endeudados" (HIPC).;


La opinión de los pobladores en parte coincide con las;
declaraciones que diera el ministro de Cooperación Externa,;
David Robleto Lang, quien dijo que "si bien es cierto la;
medida beneficia a Nicaragua, no debe ser motivo de orgullo;
alguno".;


"Debe alegrarnos que nos consideren un país pobre. Así;
recibiremos más apoyo internacional, pero me entristece al;
mismo tiempo, porque Nicaragua es un país rico en recursos",;
expresó la bióloga, de 39 ańos, Raquel Espinoza.;


Nicaragua destina más de un 30% de sus ingresos para pagos de;
la deuda. Pagos que cada día se hacen más insostenibles, según;
autoridades del gobierno. La condición HIPC garantiza parte de;
la condonación de la deuda.;
;
"CONDONACION DEBE SERVIR DE ALGO";


"Que perdonen lo que Nicaragua le debe al exterior me alegra.;
Nos alegraría más sin embargo, que este gobierno destine mejor;
los recursos para crear empleos que tanta falta nos hacen",;
comentó Holman García López, de 40 ańos, habitante de;
Diriamba, quien labora como constructor en la capital.;
;
Para Tomás David Hernández, de 37 ańos, habitante del barrio;
Santa Rosa, el problema de la deuda debe despertar a la;
ciudadanía en general. "Más que celebrar, debemos estar a la;
expectativa de cómo se van a manejar los fondos que vendrán a;
Nicaragua, y evitar que los derrochen como siempre", dijo el;
poblador.;


"Esto nos denigra, pero si es el único modo de conseguir;
recursos para que nos ayuden, ni modo, aceptamos que somos;
pobres", expresó Jorge López Salgado, de 22 ańos, habitante de;
la Colonia 10 de Junio.;
;
¿QUIEN DEBE? ¿EL PUEBLO O EL GOBIERNO? ;


"A los gobernantes de este país les debería dar vergüenza;
aceptar eso. A ver si ahora se preocupan más y dejan de;
lucrarse con nuestra pobreza, Porque nosotros somos los;
pobres, pero ellos son los que realmente deben", reiteró la;
bióloga Raquel Espinoza.;


Rosa María Gutiérrez, de 40 ańos, quien vende en las cercanías;
del Teatro Rubén Darío, dijo: "A mí no me alegra. Soy pobre;
desde que nací y en 25 ańos que tengo de vender, nadie me ha;
perdonado ninguna deuda por ser pobre". Gutiérrez opinó que no;
le debe nada a ningún organismo internacional. "Esa deuda la;
contrajo el Gobierno, no tengo nada que ver con eso, solo sé,;
que si no vendo, no hay comida", dijo. ;


"Se le condona la deuda al gobierno, pero al pueblo no.;
Siempre seguimos pagando impuestos por todo, servicios básicos;
cada vez más caros y si te endeudás, o caés preso o te;
embargan", dijo José David Almendarez, de 27 ańos, habitante;
de Ciudad Sandino.;


Almendarez dijo entender cómo este país debe tanto: "Mirá ese;
palacio, ¿Al pueblo le hace falta eso?", manifestó, seńalando;
la construcción del nuevo Palacio Presidencial cuya inversión;
sobrepasa los 10 millones de dólares.