Nacional

Se cae trama contra corsos

* Manda también libertad de Giacomoni, del que se desconoce su paradero * Queja fue introducida ayer ante Procuraduría de Derechos Humanos * Un caso donde ha abundado arrogancia y prepotencia de autoridades civiles y policiales

— OSCAR MERLO —

El Tribunal de Apelaciones de Managua catalogó ayer de ilegal;
e inconstitucional la deportación de cinco corsos ex miembros;
de un grupo nacionalista, al tiempo que mandó al ministro de;
Gobernación Jaime Cuadra Somarriba, al director de Migración;
José Rivas, al jefe de la Policía Nacional Franco Montealegre;
y al segundo jefe de dicha institución, Eduardo Cuadra Ferrey,;
rindan un informe sobre su participación en los hechos.;


Apelaciones también ordenó la inmediata libertad de Paul;
Giacomoni, un corso detenido cuyo paradero real se desconoce,;
ya que el 5 de septiembre pasado, en declaraciones brindadas a;
periodistas, el primer comisionado Montealegre no lo incluyó;
en la lista de deportados. ;


Giacomoni fue visitado en las cárceles de la Loma de Tiscapa;
el pasado 1 de septiembre por el juez ejecutor Alvaro Ramírez;
González, sin embargo los policías custodios se negaron a;
cumplir la orden de libertad dictada por dicho Juez, alegando;
que obedecían en primer lugar al ministro de Gobernación,;
Jaime Cuadra Somarriba.;


Desde entonces, se desconoce el paradero de Giacomoni, debido;
a que sus amigos en Nicaragua no han tenido reportes de que;
haya llegado a Francia, según nos dijo ayer el abogado de;
Alain Orsoni, doctor Alejandro Peńé.;


Pese a la orden de Apelaciones, Peńé confirmó que su defendido;
seguirá escondido a la espera de que le concedan un amparo;
personal que le garantice que efectivamente la Policía;
nicaragüense le dejará vivir en paz. Antes que nada, la;
autoridad judicial deberá comprobar si aún está vigente la;
ilegal orden de arresto contra el ex dirigente nacionalista de;
Córcega.;


;
LO QUE DECLARO COMISIONADO MONTEALEGRE ;


"Alain todavía corre peligro, hay que recordar que el;
comisionado Montealegre dijo que si regresan, los corsos;
volverán a ser deportados", manifestó.;


El insólito caso de deportación, donde prevaleció la;
prepotencia y la arrogancia de las autoridades civiles y;
militares de Gobernación, Policía y Migración, fue denunciado;
también ayer ante la Procuraduría de Derechos Humanos.;


El doctor Peńé confirmó a EL NUEVO DIARIO que no existe ningún;
tratado de extradición entre Nicaragua y Francia, por lo que;
no se explica el comportamiento de las autoridades;
involucradas.;


Con su actitud, dijo, el Ministro de Gobernación, quien se;
arrogó la decisión de expulsar a los corsos, violentó la;
soberanía nacional y ultrajó al Poder Judicial al asumir;
facultades que no le corresponden.;
;


FEROZ PERSECUCION;


La persecución y posterior deportación de la Policía;
nicaragüense contra cinco nacionalistas corsos, fue la;
culminación de un trabajo de inteligencia realizado por la;
Policía de Francia, según conoció ayer EL NUEVO DIARIO.;


De acuerdo a recortes de diarios franceses facilitados por un;
ciudadano galo, agentes europeos andaban desde hacía varios;
ańos tras los pasos de Alain Orsoni y sus compańeros,;
siguiendo una ruta que empezó con su salida de Francia y los;
llevó a México, Colombia y otras naciones.;


Las autoridades francesas presumían que Orsoni -el único que;
ha logrado evadir el cerco tendido por la Policía de;
Nicaragua- y sus amigos del "Mouvement pour;
l'autodétermination" (MPA), de la isla de Córcega, andaba;
"acumulando fuerzas en silencio" para retomar la lucha;
separatista.;


A los agentes de Inteligencia galos les parecieron sospechosos;
supuestos encuentros de Orsoni con ciudadanos colombianos, por;
lo que dedujeron que andaba buscando nexos con el;
narcotráfico. No obstante, nunca lograron probarle nada.;


Orsoni, de 46 ańos, es considerado en Francia un hombre con;
mucha influencia entre los ciudadanos corsos que anhelan desde;
1768, la independencia de la isla que perteneció en un tiempo;
a Italia.;


IMPLACABLE PERSECUCIÓN;


De lo anterior se desprende la implacable persecución de que;
es objeto este seńor por parte de las autoridades francesas,;
que al parecer no descansarán hasta verlo completamente;
arruinado y sin posibilidades de reiniciar la lucha;
separatista.;


En declaraciones brindadas días atrás a este rotativo, Alain;
negó las acusaciones que le hacen las autoridades de su país,;
alegando que todo se debe a una trampa. Aseguró que ya no se;
mete en política y que desea vivir en paz aquí con su familia.;


Orsoni, quien se encuentra clandestino en Nicaragua, dijo ayer;
vía telefónica a EL NUEVO DIARIO que con la resolución del;
Tribunal de Apelaciones, espera que pronto se solucione su;
situación. Reiteró que desea seguir viviendo en nuestro país.