Nacional

De "Beatle" a "Heatler", hasta caer preso


— Lesbia Espinoza Gutiérrez. —

El matagalpino Virgilio Zamora Matus jamás imaginó que el;
hecho de cantar los temas de los 4 cantantes más famosos del;
mundo mientras combatía en la resistencia nicaragüense le;
estaría causando problemas en su vida unos cuantos ańos más;
tarde. Sí, porque solo problemas le causado el mote de;
"Heatler" tomado de uno de los más grandes exterminadores de;
la humanidad. Virgilio estuvo preso 7 días a raíz de que el;
presidente de la república dijera en su discurso en La Dalia,;
que por ahí andaba un tal "Hitler" con una banda armada,;
acabando y diezmando a los campesinos de la zona.;


7 días, que se le pasaron rápido "jugando naipes", pero que se;
le hubiesen hecho cualquier cantidad de tiempo de no ser por;
la solidaridad y confianza del pueblo que presionó al alcalde,;
Jaime Aráuz, para que lo soltaran. "El pueblo puso recurso de;
amparo y presentó testimonios de mi conducta"; nos dice este;
hombre de 35 ańos con apariencia de tener más, producto del;
trabajo duro del campo seguramente, más las necesidades que;
habrá pasado.;


COMENTARIO "DE ARNOLDO";


Virgilio Zamora, es un hombre sencillo, al cual conocimos;
cuando la gente de La Dalia, hasta adonde habíamos llegado por;
razones de trabajo, nos hablaba de la inocencia del "Heatler";
y que había estado preso por un "comentario de Arnoldo (el;
presidente de Nicaragua) diciendo lo que ya casi todos;
conocemos; "que un tal "Hitler" andaba armado con su banda. ;
..." Y a partir de ahí es historia conocida; el apresamiento;
de este hombre mientras se encontraba en su casa "limpiando;
una yuca";


Un buen día de 1983, cuando Virgilio tenía 14 ańos de edad,;
decidió engrosar las filas de La Resistencia en la cual estuvo;
durante 7 ańos. "Cuando Dońa Violeta Chamorro sube al poder y;
ella está llamando a los alzados a entregar las armas, a que;
volvamos a la sociedad a trabajar, como cualquier ciudadano y;
que ella nos va a ayudar, yo decido no seguir en esos pasos,;
eh, yo entriego mi arma. Después me dan unas 20 manzanitas de;
tierra pa que las trabaje; ahí cosecho, frijoles, maíz, yuca y;
lo que pueda. Pero ya nunca he vuelto a ver ni siquiera un;
arma. Vivo limpiamente, me dedico solo a trabajar y a mi;
familia". ;


SU ADMIRACION POR LOS BEATLES;


La historia de Virgilio se puede ver a grandes rasgos, resumir;
así. En el Municipio de La Dalia, donde hay unos 48,700;
habitantes, de los cuales 7,000 viven en el mero pueblo,;
habita desde hace 9 ańos, este hombre de hablar sencillo y;
fácil sonrisa. Y cuenta que : "Cuando estaba en la;
resistencia, como yo cantaba las canciones de Los Beatles,;
solo cantando me mantenía yo, pues todos me decían así; el ;
"Beatle". Pero parece que después alguien que no podía decir;
Beatle o no entendía bien la cosa, pues me encajó "Hitler" y;
ya entonces así me decía todo el mundo. Cosa que cuando ya;
bajé al pueblo de viaje, todos me conocían como Heatler o;
"Hitler" ;


Yo estaba trabajando en mi finca, temprano en la mańana,;
cuando vi pasar la caravana del Presidente, y qué me iba a;
imaginar yo que en la tardecita me iban a llegar a coger preso;
y buscando " las armas de la banda". Y qué arma, si yo no;
tengo nada. Yo pensé que más bien me habían llegado a apresar;
porque un medio familiar mío está implicado en el asesinato;
del Diputado Cuadra, pero yo no tengo nada que ver, él vive en;
Peńa Blanca y yo aquí (en Tuma-La Dalia).";


TODOS LO QUIEREN...... A PESAR DEL APODO;


Este "Hitler" tiene el respaldo de la población de La Dalia,;
quien afirma a voz en coro, sandinistas y no sandinistas,;
liberales, conservadores y de todos los colores políticos, que ;
Virgilio Zamora Matus, es un hombre decente, moderado y se;
atreven a afirmar que aunque le llamen Heatler, al menos este;
Heatler no es el que está involucrado en nada que tenga que;
ver con vandalismo ni menos con asesinato. ;


Para mientras Virgilio, se cambia de apodo y quizá vuelva a;
reconquistar el mote de "Beatle", tiene que hilar bien fino y;
demostrar que este Heatler no extermina nada mas que a duras;
penas las plagas y malezas de los siembros.