Nacional

De errores y de violencia

*¿División de los cristianos es culpa de todos? *Una cosa es remordimiento y otra arrepentimiento *Mensaje valiente, pero ¿qué de equivocación doctrinal?

— Edwin Sánchez —

Uno de los más conocidos líderes de los hermanos separados,;
como llama la Iglesia Católica a la Iglesia Evangélica, dijo;
que el mensaje papal del pasado miércoles podría ser un acto;
de valentía si realmente admitiera los errores de fondo, que;
son doctrinales.;


"Lo veo como una actitud bastante buena", dijo el reverendo;
Omar Duarte."La Biblia dice que el reconoce sus errores y se;
aparta de ellos alcanza misericordia. Es algo bueno que tiene;
este papado, reconocer los errores históricos que la iglesia;
ha cometido".;


No obstante, dijo que su acto no sería tan sustancial y;
valiente si no se pide perdón por los errores doctrinales que;
es de donde nació toda la violencia, la espada y la cruz,las;
cruzadas y la posterior conquista espańola a sangre y fuego.;


DE DONDE NACE LA INTOLERANCIA;


Los errores históricos provienen precisamente del apartarse la;
iglesia de la misma palabra de Dios. De ahí nacen la;
intolerancia y la violencia.;


Creo que sería más bueno reconocer los errores doctrinales,;
porque toda esa violencia y todo lo que sucedió en el pasado;
hasta los errores que hoy reconoce el Papa, tuvieron un;
trasfondo y fueron los errores doctrinales, subrayó.;


El líder evangélico dijo que aún sería todavía mejor se;
después el papado se aparta de lo que consideró "errores;
doctrinales mantenidos por siglos y esto sí realmente traería;
una sanidad total y completa dentro de toda esa feligresía".;


No hay casos específicos de los "errores" en el mensaje ,pero;
el reverendo Duarte infiere que entre esas equivocaciones;
eclesiásticas sobresale que se quiso imponer una;
evangelización a punta de violencia en América.;


NADA IMPUESTO TRIUNFA;


"Ellos mismos reconocen que no funcionó porque el evangelio es;
por fe, de gracia y es voluntario, quien quiere lo recibe si;
no se rechaza, porque el evangelio no se puede imponer a;
nadie. El evangelio se recibe y se acepta de corazón,Dios no;
es un intruso,es un caballero, El toca la puerta y dice: si;
alguno abre la puerta de su corazón, yo entro. Cenaré con él y;
él conmigo".;


Cuántos nińos murieron, mujeres que perecieron en las;
cruzadas,cuando se trató de imponer a la fuerza la;
evangelización? Eso fue producto de no haber reconocido el;
error a tiempo", indicó.;


LA DIVISION;


El reconoce la división de los cristianos, la separación y;
reconoce se culpa pero dice que es culpa de todos. En realidad;
yo creo que así es,pero esa separación hay que verla por qué;
se dio, y es por los errores doctrinales los cuales no se;
reconocieron en su momento, analizó.;


Si vamos a seguir manteniendo esos errores doctrinales vamos a;
seguir separados, porque Cristo lo que quiere es que seamos;
uno, pero que creamos como Dios manda en su palabra. Si no;
enmendamos el error vamos a seguir en lo mismo. La Biblia dice;
bienaventurado el hombre que reconoce su pecado y se aparta;
porque éste alcanzará misericordia. Pero si yo reconozco el;
error, y luego lo vuelvo hacer ya no es arrepentimiento sino;
remordimiento. Lo que necesita el mundo es arrepentimiento.;


Duarte dijo que el Papa al querer atenerse a la investigación;
científica libre de "prejuicios de tipo confesional o;
ideológicos" lo que desea es tocar el problema por encima,pero;
con abordar la apariencia no resuelve nada.;


Hay que reconocer su punto de origen, reconocer lo "histórico;
y científico" -los efectos verificables, no las causas- es no;
ahondar sobre el problema. La cuestión es ver el error desde;
el origen. Si es así, el mensaje fuera más trascendental,más;
grande.;


Indicó que lo confesional y lo doctrinal no le interesa a Juan;
Pablo II. El problema se ve un poco desde el punto de vista;
cosmético, entrando al ańo 2000. Es como en el caso de las;
pandillas. Algunos piensan que se resuelve el problema;
mandándolos a la cárcel, pero eso sería un acto superficial,;
si no vemos su raíces en la descomposición de la sociedad y en;
la familia.;