Nacional

Otra vez voltean el santo a Alemán

* Robelo montó su tienda y Vidaurre cargó a San Miguel Arcángel * Se asegura que Presidente nunca más volverá a Masaya

— EDWIN SOMARRIBA —

Para el Presidente Arnoldo Alemán no hay tales de que;
a la tercera es la vencida. Ayer, por tercer ańo consecutivo,;
el Santo Patrono de los masayas, San Jerónimo, le dio la;
espalda cuando el presidente saludaba su paso desde el balcón;
de la Alcaldía Municipal. ;


Eran las 11:30 de la mańana cuando el Presidente se encontraba;
en la Alcaldía con su comitiva presidencial y el alcalde;
Fernando Padilla, agitando unas camisetas blancas que;
pretendía entregar a los promesantes.;


Pero el Presidente se quedó burlado, cuando la multitud que;
acompańaba al santo, y los cargadores, voltearon a la imagen;
para que le diese la espalda al presidente, que frustrado optó;
por marcharse con sus correligionarios por la puerta de atrás;
de la alcaldía.;


Tras la partida del Presidente, los promesantes empezaron a;
corear vivas a San Jerónimo al que llamaron "el doctor que;
cura sin medicinas, y que es un santo y no político".;


En la traída del santo participaron miles, unos con fervor;
religioso, otros viendo a cada uno de los masayas como;
posibles votantes, como el seńor Alvaro Robelo, del fenecido;
movimiento "Arriba Nicaragua", que instaló su "portátil" cerca;
de la Iglesia Nuestra Seńora de la Asunción, coreando;
consignas y vivas a su partido.;


Otro de los que aprovechó la bajada de "Tata Chombo" fue el;
diputado conservador Noel Vidaurre, que se mezcló entre la;
multitud y cargó por varias cuadras la imagen de San Miguel;
Arcángel, imagen que, como manda la tradición, acompańa a San;
Jerónimo. Vidaurre cargó esta imagen hasta que entró a la;
basílica de La Asunción, después del mediodía.;


No se quedó atrás el conocido masayés Arnoldo Porta Caldera,;
largamente enfrentado con la Alcaldía Municipal por unas;
tierras de la Terminal de Buses. Precisamente a ese conflicto;
aludía su ruidosa presencia cerca de la Iglesia Bautista, con;
los peones de su hacienda, que cargaban una manta que decía:;
"Padilla, regresame la parada de buses que es mía".;


Con el hecho de que San Jerónimo le dio la espalda al;
Presidente, los masayas podrían verse "impedidos" de volver a;
ver al mandatario en lo que queda de su administración, pues;
en una ocasión el presidente prometió no volver a visitar;
Masaya, si San Jerónimo le volvía a dar la espalda.;


Aún con eso, San Jerónimo ya está en Masaya para presidir las;
fiestas más tradicionales y largas que se celebran en este;
país. Cohetes, cargas cerradas y morteros celebraron su;
llegada, al igual que centenares de "robacarteras" que;
tuvieron un "productivo" día pese a la fuerte custodia;
policial. Una de las víctimas de estos ladrones fue el;
concejal sandinista, Donald Zepeda Iglesias.;