Nacional

Nińo mutilado

*** Luisito creyó era pelota de calcetines y al golpearla granada casera explotó *** Perdió manito derecha, una oreja y los ojos *** Los otros tres quedaron con lesiones debido a charneles

— KARLA CASTILLO —

Las enfermeras del Hospital "La Mascota" no pudieron ocultar;
sus lágrimas por lo que veían: un nińo ingresaba a la sala de;
emergencia sin su manito derecha, sin una oreja y con;
profundas heridas en todo el cuerpo, en tanto otros tres;
pequeńos entraban sangrantes, con charneles que les bańaron;
sus tiernas humanidades. ;


Era la escena inmediata a la tragedia que ocurrió a las ocho;
con cuarenta minutos de la mańana, en la entrada del Centro;
Pastoral de la Universidad Centroamericana, donde una bomba de;
contacto, de las mismas que usaron los universitarios el;
jueves pasado, explotó en manos de un nińo de doce ańos e;
hirió a otros tres menores. ;


El más grave en la explosión resultó el nińo Luis Chévez, de;
doce ańos, quien por la curiosidad típica a su edad golpeó;
insistentemente lo que él creía era una piedra envuelta en;
periódicos, pero que en realidad era una bomba de contacto que;
le destrozó la manito, al punto que en el sitio de la;
explosión quedaron sólo diminutos fragmentos de hueso y piel. ;


Sus hermanitos Rosa Argentina, de diez ańos, y Jordy, de ocho,;
así como su primo Eliécer González, de doce ańos, se;
encontraban cerca de Luis cuando explotó el artefacto y todos;
quedaron afectados física y emocionalmente.;


Rosa Argentina fue la que menos heridas sufrió, por lo que los;
médicos le hicieron una puntada en la oreja derecha y le;
limpiaron las lesiones en la carita, para darle de alta. ;


Jordy, por su parte, presentaba una laceración sobre el ojo;
derecho, aparentemente por el impacto de un charnel, por lo;
que de La Mascota fue remitido al Centro Nacional;
Oftalmológico, para que le valoraran el estado de su órgano;
visual. ;


Eliécer, aunque con pequeńas heridas en la cara, las manos y;
el pecho, sufría un sangrado por ambos oídos, por lo que el;
doctor Oscar Núńez, a cargo de la emergencia de La Mascota la;
mańana de ayer, recomendó dejarlo en observación en;
Neurocirugía, para prevenir cualquier dańo cerebral. ;


IMPACTADO POR TRAGEDIA ;


En la sala de emergencia del hospital infantil, el más sereno;
era Eliécer, quien horrorizado de ver el estado de su primito;
Luis, en la otra camilla, casi no podía articular palabras,;
hasta que una enfermera lo instó a decir el nombre de sus;
padres y su dirección, para que EL NUEVO DIARIO los;
localizara.;


El nińo González, lloroso y asustado, indicó que la madre de;
sus primos se llama Carmen Chévez y que reside de la rotonda;
Santo Domingo una cuadra al lago y cuatro abajo, en el barrio;
Jorge Dimitrov. El equipo periodístico de EL NUEVO DIARIO;
localizó a los padres, el constructor Luis Alberto Chévez y su;
esposa Carmen, ama de casa, quienes desconocían hasta ese;
momento la suerte de los menores. ;


Carmen casi se desmaya al entrar a la sala de emergencia y ver;
a sus criaturas llorando y angustiadas. El primero en salir;
fue Jordy, quien se sentó a la par de su madre para contarle;
que "Luisito había quedado sin su manito".;


Luego llegó Rosa Argentina, una esbelta nińa que estudia;
quinto grado de primaria, a preguntarle a su mamá si su papá;
les iba a pegar por lo ocurrido. "No, mi amor, ¿cómo los va a;
castigar, si esto no es culpa de ustedes?", la tranquilizó su;
progenitora. ;


El pequeńo Eliécer se mostraba más incómodo, porque en la;
prisa por llevar a sus tíos, no pudimos contactar a su mamá.;


Dońa Carmen se resistía a ver a su hijo mayor Luis, y comentó;
que quizás todo había ocurrido porque él era el más inquieto;
de sus cuatro vástagos. ;


ROSITA LA ENCONTRO ;


Eliécer narró los hechos: Rosa fue quien encontró la bomba,;
escondida en el tronco de un árbol de laurel de la India que;
está a la entrada del Centro Pastoral, donde ese día llegaron;
a reforzar sus conocimientos, como parte del proyecto;
"Chateles", de la UCA. ;


La nińa decidió dejar la "pelota" de papel, más o menos del;
tamańo de una bola de béisbol, en el mismo sitio, pero Luisito;
insistió en saber qué era y de nuevo la sacó de allí. Entonces;
sus hermanitos y su primo Eliécer le dijeron "dejalo allí".;
Pero él continuó golpeando la bomba, hasta que explotó y los;
dejó tendidos a todos en un charco de sangre. ;


"El primero en levantarse fue Jordy", afirma Eliécer. Todos;
pudieron incorporarse enseguida, pero Luisito quedó en el;
piso, quejándose del dolor, y a los pocos segundos llegaron;
varias personas a ayudarles, intrigados por la explosión que;
se escuchó en todo el recinto y hasta el otro lado de la;
calle, según confirmó el vigilante de la UCA, William Flores. ;


Una seńora no identificada, que labora en la UCA, de inmediato;
dispuso una camioneta con conductor que llevó a los nińos;
heridos a La Mascota.;


En el hospital, el doctor Oscar Núńez y todo el equipo de;
enfermeras y médicos de turno se volcaron a atender a los;
pequeńos pacientes, priorizando en todo momento a Luisito,;
hasta que lograron estabilizar su situación, pese a que estaba;
muy nervioso y era presa del dolor y el llanto. ;


El nińo posteriormente fue trasladado al hospital Fernando;
Vélez Paiz, donde sería atendido por especialistas en;
ortopedia y cirugía plástica, ya que hay que reconstruirle la;
parte derecha de la cara. ;


El doctor Núńez explicó que aunque grave, el estado de Luisito;
era estable y no presentaba dificultad para respirar. "El;
peligro de los charneles es que provocan heridas contaminadas;
que pueden infestarse", destacó el galeno. ;


Una comisión del Centro Pastoral de la UCA, encabezada por el;
seńor Fidel Sánchez, se presentó al hospital para tratar de;
ayudar a los padres de los nińos heridos. Sánchez informó que;
el proyecto "Chateles" es para apoyar a nińos pobres o en;
situación de riesgo, a los que becan y apoyan en sus estudios.;


Durante todo el día de ayer fue imposible conocer la versión;
de la Unión de Estudiantes de Nicaragua -UNEN-, ya que según;
una persona que contestó nuestra llamada, no había ningún;
dirigente presente, por lo que hoy darían su versión.;


La Policía ya inició sus investigaciones y desde ya se está;
responsabilizando a los estudiantes que protestan por el seis;
por ciento, ya que se presume que uno de ellos dejó la bomba;
de contacto al alcance y causó lesiones irreversibles en una;
criatura inocente.