Nacional

¿Cuántos dispararon desde casa del PLC?

* Una bala atravesó cuerpo de víctima dańándole colon e intestino grueso. * La otra no tenía orificio de salida y al encontrar proyectil entre ropa ensangrentada, surgió interrogante.

— OSCAR MERLO —

Dos balas al parecer de distinto calibre, fueron las que;
alcanzaron el martes al adolescente Omar Jonathan Maltez;
Pérez, de 17 ańos, cuando un grupo de pobladores del barrio;
"Nueva Vida", enfrentó a pedradas y morterazos a jóvenes;
liberales y efectivos policiales que resguardaban el local del;
PLC ubicado en el barrio 3-80.;


Maltez Pérez fue llevado al Manolo Morales, donde dos médicos;
de apellido Marín y Quezada, respectivamente, confirmaron la;
noche del martes a la doctora Vilma Núńez de Escorcia,;
directora del CENIDH, que tenía dos orificios de entrada de;
balas, pero solamente uno de salida.;


Los galenos explicaron que probablemente la bala estaba;
alojada en algún tejido, pero que habría que hacer una;
radiografía posterior para ubicarla.;


Por supuesto que en ese momento lo que urgía era atender las;
lesiones mayores, que alcanzaron el colon y el intestino;
delgado. Los médicos tuvieron que practicarle una colostomía.;


El estado de gravedad de Maltez Pérez era tal, que hubo;
necesidad de administrarle un litro de sangre, otro de plasma;
y cinco litros de suero. La intervención quirúrgica duró más;
de tres horas.;


¿CUANTOS DISPARARON?;


Dońa Gloria Pérez Lezama, madre de Omar Jonathan, se llevó una;
sorpresa después que operaron de urgencia a su hijo, al;
descubrir entre la ropa ensangrentada que le entregaron los;
médicos, un proyectil de calibre corto.;


"La ropa me la entregaron envuelta, y al ponerla sobre el;
lavandero vi que estaba esa bala", contó la seńora, quien de;
inmediato se dirigió a poner la denuncia al Centro;
Nicaragüense de Derechos Humanos.;


El proyectil será examinado por peritos, según dijo dońa;
Vilma, a fin de determinar de qué calibre es y si las;
autoridades utilizan ese tipo de armas.;


La directora del CENIDH sospecha que aparte de las autoridades;
que defendieron con fuego de metralla las instalaciones del;
PLC, pudo haber también civiles armados disparando contra los;
pobladores del barrio "Nueva Vida" que marcharon con los;
estudiantes el martes.;


"Esto tendrá que ser investigado por las autoridades", dijo la;
defensora de los derechos humanos.;


ACOMPAŃABA A HERMANA;


Maltez Pérez, habitante de Las Américas 2, acompańaba en la;
fatídica jornada de protesta a su hermana Ivania Gutiérrez;
Pérez, de 21 ańos, quien junto a otras personas peleaba ante;
la Alcaldía de Managua el derecho a un terreno en el "Nueva;
Vida".;


Ivania cuenta que de la Alcaldía salieron a juntarse con los;
estudiantes universitarios que demandan el 6 por ciento al;
gobierno de Nicaragua, "y cuando íbamos frente a la casa del;
PLC, empezaron a lanzarnos piedras, por lo que la gente se;
defendió", dijo la joven. Ella iba adelante y no se dio cuenta;
cuando hirieron a su hermano.;


Los periodistas de EL NUEVO DIARIO que cubrimos los sucesos;
del martes no presenciamos el inicio de la pelea porque cuando;
llegamos al PLC ya una camioneta blanca ardía, mientras ambos;
bandos se lanzaban piedras y algunos morteros.;


Un poblador del "Nueva Vida" nos contaba que le habían lanzado;
un cóctel molotov al vehículo del PLC en respuesta al ataque;
de piedras, cuando sonó una ráfaga proveniente de la casa de;
los liberales y fue entonces que vimos a un agente policial;
disparando con un AK-47. También nos percatamos que una;
patrulla de la Policía Nacional estaba en los patios de la;
casa del partido gobernante.;


Fueron al menos tres ráfagas cortas, la primera al aire y ;
las otras con el fusil enderezado hacia los manifestantes que;
continuaban lanzando piedras y morteros. De repente observamos;
que cargaban a alguien hacia un vehículo. Cuando llegamos al;
lugar, nos dijeron que habían herido gravemente a un chavalo.;


Encontramos a Omar Jonathan en el Manolo Morales pálido como;
un papel, con una sábana cubriendo su herida. Dijo sin embargo;
su nombre y dio un teléfono para que avisaran a sus;
familiares, lo que hizo de inmediato el joven doctor Denis;
Moncada.;


No logramos obtener más datos sobre cómo fue herido, debido a;
que el personal médico de turno se opuso a nuestra presencia;
alegando que el director de apellido Marenco, había prohibido;
el acceso de periodistas.