Nacional

Matan a estudiante y país incendiándose

*** El muerto con bala de goma y un herido grave con bala de plomo. *** Situación escapó del control de estudiantes universitarios. *** Ataque a sede del PLC y policías repelen con AK-47. *** Evidencia de que pobreza extrema, podría ser peligroso detonante.

— OSCAR MERLO —

Un estudiante universitario resultó muerto ayer en las;
instalaciones del Banco Central, cuando efectivos antimotines;
irrumpieron violentamente a desalojar a un grupo de jóvenes;
que se habían introducido en esa institución gubernamental.;

;
El muerto resultó ser Roberto González, de 22 ańos, estudiante;
de tercer ańo de derecho de la UNAN-Managua, quien fue;
alcanzado a corta distancia por una bala de goma, según;
dictamen del Instituto de Medicina Legal.;

;
El suceso sangriento del Banco Central sirvió de detonante a;
una ola de violencia incontrolable, ejecutada principalmente;
por pobladores de distintos barrios capitalinos que llegaron a;
apoyar a los universitarios hasta el sitio donde cayó abatido;
el estudiante.;

;
Piquetes fuera de control de pobladores, quebraron ventanales;
de la Chevrolet, en las inmediaciones del Banco Central,;
dańando además un lujoso automóvil aparcado en el stand de;
exhibición.;

;
Mientras los estudiantes seguían en rápida marcha hacia las;
instalaciones de la UCA a esperar el cadáver de su compańero,;
pobladores que gritaban consignas antigubernamentales,;
incendiaron con un cóctel molotov un vehículo en las;
instalaciones del PLC, desde donde un efectivo policial les;
respondió con ráfagas de AK que hirieron gravemente en el;
vientre al joven Omar Maltez Pérez, de 17 ańos, habitante de;
Las Américas 2.;

;
La sede del PLC ubicada en el barrio 3-80, era resguardada por;
una patrulla policial y miembros de la juventud liberal,;
quienes respondieron con piedras los ataques de más de un;
centenar de personas.;

;
Maltez Pérez cayó a un lado de la calle luego de que un;
policía disparó una segunda ráfaga a la altura de la cintura.;
La primera había sido al aire. Un grupo de periodistas,;
fotógrafos, camarógrafos y curiosos, quedamos por un momento;
entrampados entre el fuego furioso del AK-47 y las pedradas y;
morterazos de los bandos en disputa.;

;
Maltez Pérez fue alcanzado por un disparo en el vientre, que;
le provocó la salida de las vísceras. Cuando llegamos a verlo;
al Manolo Morales, los médicos estaban a punto de ingresarlo a;
la sala de operaciones.;

;
MUERTE PUDO EVITARSE;

;
En el caso del estudiante muerto en el Banco Central, testigos;
del suceso indicaron que los antimotines dispararon a corta;
distancia -entre 5 y 6 metros-, pese a que ellos ya estaban;
reducidos, y la mayoría tendidos en el piso después que se;
negaran a abrirles las puertas de la biblioteca.;

;
Roberto González, conocido por sus compańeros como "El Chino",;
era huérfano de padres y habitaba en la casa A-1 de la Colonia;
Centroamérica, en casa de la seńora Mabel Chamorro.;

;
Según Gutenberg Martínez, uno de los estudiantes que participó;
en la toma del Banco Central, los uniformados los coparon por;
todos lados, hasta obligarlos a refugiarse frente a la puerta;
de la biblioteca, donde les dispararon balas de caucho y;
lacrimógenas.;

;
Estando en el suelo, los patearon inmisericordemente,;
incluyendo a Roberto González, quien agonizaba producto de la;
herida recibida. "Nosotros creíamos que "El Chino" sólo estaba;
desmayado", dijo Martínez.;

;
Similar testimonio ofreció Luz María Salinas, estudiante de;
Bioanálisis del POLISAL, quien vio cuando los policías les;
disparaban pese a estar tendidos en el piso. "Roberto me cayó;
encima, yo pensé que estaba desmayado por el humo", indicó.;

;
Según relató la joven, los antimotines les quitaron pańuelos y;
recipientes con agua, dejándolos totalmente expuestos a los;
gases lacrimógenos. "Para que sientan lo que sentimos;
nosotros", dice que les gritaban.;

;
Cuando la calma pareció llegar al Banco Central gracias a la;
mediación de la doctora Vilma Núńez de Escorcia, directora del;
CENIDH, los universitarios abandonaron el lugar con las manos;
entrelazadas y cantando el himno nacional.;

;
NIŃOS ENTRAMPADOS;

;
La reyerta en el principal centro financiero del país, dejó;
atrapados en el local de la biblioteca a unos treinta;
estudiantes del tercer ańo del Instituto Nińo Jesús de Praga,;
quienes realizaban investigaciones.;

;
Padres desesperados se presentaron al lugar exigiendo les;
entregaran a sus muchachos, quienes en realidad nunca;
estuvieron en grave peligro.;

;
Las autoridades policiales mostraron a los periodistas un;
pequeńo arsenal casero incautado a los estudiantes en el Banco;
Central, compuesto por unos 20 morteros y unas cien bombas.;
Algunos de los universitarios negaron les pertenecieran.;

;
Los sucesos de ayer incluyeron el censurable ataque que un;
grupo de presuntos inconformes con el gobierno ejecutó contra;
un autobús del Colegio Calasanz frente al Centro Cívico, al;
que apedrearon poniendo en peligro las vidas de los;
estudiantes. Posteriormente los aterrorizados chavalos fueron;
despojados de balones de fútbol y otros objetos personales.;

;
CAPITAL BAJO TENSION;

;
Los enfrentamientos entre estudiantes y pobladores con la;
Policía, sumieron a la capital en tensa situación fácilmente;
perceptible en las calles, donde abundaban los;
embotellamientos y la gente manejaba nerviosamente. La mayoría;
de ciudadanos esperaban apretujados en las paradas de buses;
las unidades que habían sido desviadas de su curso por los;
acontecimientos.;

;
El CENIDH reportó de manera preliminar diez heridos -de ellos;
al menos dos graves- y 77 detenidos distribuidos entre el;
Departamento Tres y la Dirección de Investigaciones;
Criminales, ubicada en la Loma de Tiscapa.;

;
"Las acciones están siendo dirigidas por el propio jefe de la;
Policía, Primer Comisionado Franco Montealegre", dijo la;
doctora Vilma Núńez, quien consideró que la situación está;
llegando a extremos peligrosos por la falta de voluntad del;
gobierno de responder a las demandas estudiantiles del 6 por;
ciento.;

;
Al reclamo de los universitarios, dijo Núńez, se suma el;
descontento general por las incontrolables alzas que afectan;
el bolsillo de la empobrecida población.;

;
La directora del CENIDH reconoció que ayer se volvió difícil;
para los estudiantes controlar a enfurecidos pobladores que se;
les unieron durante su marcha de protesta.;

;
Pero no sólo iban pobladores descontentos. Algunos;
antisociales, rezagados del núcleo que protestaba, armados de;
piedras "pedían" dinero a los asustados conductores que;
encontraban a su paso. Sus principales víctimas fueron buseros;
y taxistas.;

;
La doctora Núńez indicó que si el director del Banco Central;
hubiera actuado a como lo hizo el canciller Montealegre, la;
toma de ayer se hubiera limitado a pintas en las paredes de la;
entidad bancaria.;

;
La luchadora por los derechos humanos hizo un llamado general;
a la cordura, porque a su criterio se podría desvirtuar la;
justa lucha de los universitarios por el 6 %.;