Nacional

Un largo cortejo de indignación y dolor

* Cientos de velas rompían la penumbra

— Joaquín Tórrez A. —

Era demás preguntar que estaban enojados, indignados, arrechos, y con el perdón de ustedes: "encachimbados". Se le notaba en sus caras, y en la furia con que gritaban cada consigna dedicada a la memoria del estudiante muerto, al 6 por ciento, y a la madre del Presidente Alemán y de los policías.;


Cada consigna era coreada por los centenares de estudiantes, docentes, trabajadores de las universidades, y pobladores que anoche acompańaron el féretro del estudiante Roberto González, desde el Instituto Médico Legal, hacia donde fue su casa en la Colonia Centroamérica.;


MORETERAZOS Y VIVAS AL MARTIR;


La carretera a Masaya fue colmada por completo por la marcha. El recorrido a pie hasta La Centroamérica es largo, pero los estudiantes no lo sintieron. Los morteros estallaron durante todo el recorrido. Las vivas al estudiante muerto también. ;


"Que quiere Roberto...6 por ciento. Por esos muertos, nuestros muertos, juramos defender el 6 por ciento". Eran partes de las consignas ampliadas por el sonido de unos megáfonos, combinadas con monterazos, y con canciones como Nicaragua Nicaragüita, el Himno Nacional, La Bala, entre otras.;


Al largo cortejo se sumaron los vecinos del joven muerto, conocido como "el chino", en la Colonia Centroamérica, quienes lo acompańaron, con candelas encendidas, desde el semáforo de la entrada a esa colonia. A ese sector, el féretro entró en los hombros de los estudiantes, y con la canción de los estudiantes de fondo. ;


Hasta un grupo de Boy Scout se sumó al grupo para hacer una valla humana que facilitó el acceso de los que cargaban el ataúd pintado en café.;


ODIO, DOLOR Y VOLUNTAD DE LUCHA;


Sin duda que estas líneas son muy cortas para describir todo el odio y el dolor que los presentes en la marcha fúnebre sentían y aún sienten. "Como no lo vamos a sentir si es el tercer compańero que muere luchando por el 6 por ciento, algo tan fácil de resolver", comentó un estudiante.;


"Era un broder muy centrado". Ese recuerdo, entre otros, les quedó a los amigos que en vida cosechó el estudiante muerto, que, para sus amigos de la universidad, lega más fuerzas para seguir luchando por el 6 por ciento. "De eso estamos seguros, vamos hasta el final", sentenció un líder estudiantil.