Nacional

Joven Ocar Maldad Pérez, herido por bala de AK, anoche estaba en estado crítico


— Joaquín Tórrez A. —

"Los dictámenes preliminares establecen que fue una bala de caucho la que mató al estudiante. Si es así, presumimos que esa bala fue disparada por la Policía".;


Esa fue la explicación que dio el jefe nacional de la Policía, comisionado Franco Montealegre, sobre la causa de la muerte del estudiante de la carrera de Derecho de la UNAN, Roberto González Herrera, ocurrida la tarde de ayer martes durante la toma que los estudiantes hicieron a las instalaciones del Banco Central. ;


Para Montealegre aún no es seguro que fue una bala policial la que mató al joven. Lo dejó implícito al decir que investigarán si esa bala (la de goma, según análisis médicos), coincide con las que usan las armas de la brigada de antimotines.;


LA BALA MORTAL;


La autopsia practicada al joven fallecido, por el forense Hugo Argüello, reveló una muerte casi inmediata. La bala le penetró por el costado izquierdo, por la quinta costilla. Su rumbo fatal siguió por el pulmón izquierdo, el corazón, y el pulmón derecho. "Es una bala como de pulgada y media de largo por dos centímetros de diámetro", dijo anoche el forense a un televisora local. ;


"Esas balas la Policía las seguirá usando para no tener que recurrir a las balas verdaderas", dijo Montealegre quien aclaró que para la Policía está prohibido usar armas de fuego contra cualquier manifestación. "Pero hay momentos en que nos vemos obligados como el momento en que se quisieron tomar las instalaciones de la Policía en Plaza el Sol", dijo.;


INVESTIGARAN;


Montealegre, en conferencia ofrecida en la Casa Presidencial, dijo que la muerte de este estudiante, y los hechos sucesivos, serán investigados por una comisión especial encabezada por la inspectora de la Policía, comisionada Eva Sacasa. Para formar esta comisión, Montealegre dejó abierta la invitación para que se agregue un miembro de la comunidad universitaria, y activistas de los derechos humanos.;


La explicación sobre la forma como fue muerto el estudiante, Montealegre la resumió en un ataque por dos flancos (por delante y por la parte trasera) de la Policía, al edificio del Banco Central. "Le ordenamos a los antimotines que desalojaran a unos 80 y 100 estudiantes que se habían tomado el lugar, lo que ocurrió en unos quince minutos. Fue en ese momento que ocurrió el enfrentamiento", detalló.;


GRAN NUMERO DE DETENIDOS;


Los hechos de ayer dejaron 69 personas detenidas entre estudiantes y pobladores, los que serán pasados a los tribunales acusados de invasión a la propiedad privada, y alteración al orden público. Anoche, por gestiones del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, CENIDH, dos de esas personas fueron liberadas, un menor de 15 ańos, y un seńor epiléptico. Los demás, seguirán detenidos.;


;
De estos hechos, cuatro policías fueron heridos, y uno secuestrado pero liberado horas después. Montealegre advirtió que la Policía no dejará crear el caos a grupos de personas, no estudiantes, que según él, se aprovechan de la lucha de las universidades para emprenderla contra la policía.;


De última, el CENIDH informó que el estado del joven Omar Maldad Pérez, herido en el vientre por una bala de AK, era sumamente crítico, tras las cuatro horas que dilató la operación que le practicaron en el hospital Manolo Morales.