Nacional

Otra versión sobre el "cobro mafioso"

*Abogado de presos sostiene que "cobraba en vacaciones" *Se juntaron por turismo y negocios para "pasar Semana Santa". *Oficial de policía "era testigo", y poco clara explicación sobre migración ilegal

— SERGIO AGUIRRE ARAGON —

El abogado defensor de los cuatro extranjeros procesados en el;
caso conocido como "Mafia Caleńa", doctor Oscar Ruiz Salmerón, ;
negó que sus defendidos hayan amenazado al seńor José Antonio;
Ubilla Gasteazoro, ya que él mismo admitió tener la deuda con;
el colombiano Marcos Fidel García Suárez.;

;
En entrevista concedida a EL NUEVO DIARIO, el doctor Ruiz hizo;
un relato de lo que según sus defendidos fue como ocurrieron;
los hechos por los que ahora están siendo procesados en el;
Juzgado Segundo de Distrito del Crimen, en el que también está;
siendo involucrado un oficial de la Policía Nacional.;

;
La exposición de la defensa da cuenta que desde ańos atrás el;
ciudadano de origen colombiano Marcos Fidel García Suárez hizo;
inversiones en Nicaragua en el negocio de la chatarra y que;
durante esas operaciones conoció al seńor José Antonio Ubilla;
Gasteazoro.;

;
"Según entiendo Ubilla Gasteazoro le quedó debiendo a García;
Suárez la cantidad de 51 mil dólares y al parecer el deudor le;
firmó un recibo en donde acepta su obligación de pago, lo que;
fue autenticado por un abogado y notario de nombre Axel Waters;
Collado", precisó Ruiz.;

;
Ańadió el abogado que en vista de los múltiples cobros que le;
hiciera Suárez a Ubilla sin tener una respuesta positiva, el;
empresario colombiano tomó la decisión de hablar con Alvaro;
Antonio Castańeda Bojorquez para que le hiciera el favor de;
venir a cobrárselos.;

;
"En esa ocasión, hace siete meses atrás, el seńor Castańeda le;
dijo que se encontraba en otras ocupaciones y que no podía. No;
obstante, en enero de este ańo le volvió a pedir el favor y;
los dos convinieron en que Alvaro vendría a Nicaragua en el;
mes de marzo", apuntó el abogado.;

;
Alvaro Castańeda -prosigue el defensor- aprovechó la amistad;
que tiene con otros dos guatemaltecos más de nombres Sergio;
Ricardo Murga Ortiz y Erving Alejandro Castillo Mazariego,;
quienes supuestamente son estudiantes de la carrera de Derecho;
en su país, para pedirles que los acompańara a Nicaragua.;

;
PASAR SEMANA SANTA;

;
De acuerdo con las declaraciones del doctor Ruiz, Castańeda;
les dijo a sus dos amigo que los invitaba a que viajaran a;
Nicaragua para pasar la semana santa y que al mismo tiempo;
aprovecharía el viaje para cobrar un dinero que le debía a un;
amigo suyo.;

;
"Los tres se vinieron a pasar la semana santa y el martes de;
pascuas se presentaron a la oficina del seńor Ubilla para;
exponerle con el recibo en mano lo relacionado al cobro, es;
más le dijeron podía llamar a don Marcos Fidel para confirmar,;
pero éste dijo que no había necesidad", manifestó Ruiz.;

;
Aseguró que en esa entrevista no hubo ninguna amenaza ni amago;
de violencia, "incluso el seńor Ubilla les dijo que en ese;
momento no tenía esa plata que regresaran el viernes porque;
les iba a dar un adelanto".;

;
UN SINGULAR TESTIGO;

;
Cabe seńalar que, según palabras del propio abogado, en esa;
reunión estuvieron presentes, José Antonio Ubilla Gasteazoro,;
los guatemaltecos Alvaro Castańeda y Alejandro Castillo, así;
como el oficial de la policía Marcos Valle, a quien sus;
defendidos le había llevado como testigo de lo que se hablaría;
en esa reunión, ya que según propias palabras de Alvaro aquí;
en Nicaragua todo el mundo armaba clavo.;

;
De igual forma, los guatemaltecos le dijeron al oficial Valle;
que consiguiera a otro testigo, pero que el militar les dijo;
que con él bastaba. "El oficial Valle escuchó cuando Ubilla;
admitió la deuda, expresó que el viernes les iba a tener un;
abono de 14 mil dólares, terminando la reunión en tranquilidad;
y sin amenazas", precisó el abogado.;

;
Para la reunión del viernes ya no estaba el oficial Valle, ya;
que estaba en una graduación en la Escuela Walter Mendoza,;
pero estaban los dos guatemaltecos, un amigo de amigo de;
Ubilla y él deudor y éste les dijo a los cobradores que no era;
esa lo que debía, presentándoles documentos para corroborar;
que no debía tal cantidad.;

;
"Alvaro Castańeda mostró síntomas de disgustos y le dijo al;
seńor Ubilla que no jugaran con su tiempo, que les estaba;
mintiendo y que ya se habían quedado demasiado tiempo en;
Nicaragua, que propusiera algo serio para llegar a un acuerdo;
formal, por lo que Gasteazoro les dijo que llegaran a su casa;
el día siguiente a las dos de la tarde para hacer el plan de;
pago", explicó el abogado defensor.;

;
Ańadió que fue esa misma noche del viernes de pascuas que el;
seńor Ubilla puso la denuncia a la policía y que capturaron a;
los cuatro extranjeros, todo con el fin de que no se diera la;
reunión del sábado.;

;
Para la convenida reunión del sábado, los tres guatemaltecos y;
el colombiano Juan Francisco Durán Mendigańa habían salido a;
buscar el viernes en la tarde al oficial Marcos Valle, pero;
como no lo encontraron en su casa se devolvieron a donde;
estaban habitando y allí los capturó la Policía Nacional.;

;
En lo relacionado al colombiano Durán Mendigańa, el doctor;
Ruiz dijo que éste había sido enviado por García Suárez hasta;
Nicaragua para entregarle un documento a Castańeda que sería;
muy importante en la reunión del sábado.;

;
"Lo que ocurrió fue que Mendigańa, quien había llegado legal a;
Costa Rica, se iba a ver con Castańeda para darle el escrito,;
pero al parecer este último se retrasó y el colombiano tuvo;
que ir a buscarlos hasta Managua, sin andar sus documentos;
legales", afirmó Ruiz.;

;
Por otro lado, en cuanto a los delitos que se le imputan a sus;
cuatro defendidos, el doctor Oscar Ruiz expresó que en primer;
lugar el supuesto ofendido admitió la deuda y se comprometió a;
pagar, por lo que no existe chantaje ni extorsión. "No existe;
tráfico de migrantes ilegales, sino que efectivamente se;
arrestó a alguien sin documento legales, pero sin intención de;
movimiento migratorio".;

;
Finalmente, aseguró que no existe el delito de asociación;
ilícita para delinquir, puesto que el único que venía a cobrar;
era Alvaro Castańeda, mientras que los otros dos guatemaltecos;
sólo vinieron a vacacionar y a acompańar a Castańeda.;

;